5 agosto, 2021

RESUMEN DE LA FERIA DE OLIVENZA 2017… LAS FIGURAS Y LAS NOVEDADES TRIUNFAN

NOTAS:
Con la intención de que el lector tenga un concepto general de los resultados de algunas ferias de la temporada taurina europea del 2017, resumo lo más relevante sucedido en el abono de esas ferias.

Mi método es sencillo, primero hago algunos comentarios generales sobre el abono de la feria. Luego, añado una lista con las reseñas de los festejos, mostrando los resultados de toros y toreros, según los datos obtenidos de la prensa que aparecen en el Internet. A continuación menciono cualquier acontecimiento o dato importante relacionado con el abono ferial con énfasis en los diestros que han conseguido sobresalir en sus actuaciones. Además en un anexo informo sobre los premios que pudieran haber sido concedidos a los triunfadores de l

NOTAS:
Con la intención de que el lector tenga un concepto general de los resultados de algunas ferias de la temporada taurina europea del 2017, resumo lo más relevante sucedido en el abono de esas ferias.

Mi método es sencillo, primero hago algunos comentarios generales sobre el abono de la feria. Luego, añado una lista con las reseñas de los festejos, mostrando los resultados de toros y toreros, según los datos obtenidos de la prensa que aparecen en el Internet. A continuación menciono cualquier acontecimiento o dato importante relacionado con el abono ferial con énfasis en los diestros que han conseguido sobresalir en sus actuaciones. Además en un anexo informo sobre los premios que pudieran haber sido concedidos a los triunfadores de la feria por las instituciones locales.

Advierto que trato de moderar mis opiniones particulares sobre las actuaciones de los toreros, ya que estos resúmenes están basados en la información difundida por los medios de comunicación. Sin embargo, las muchas imágenes o videos que ahora pueden verse a través del Internet, me ayudan tremendamente para escribir con mejor apreciación los resúmenes de las ferias.

La temporada española 2017se inició en la Feria de Ajalvir (Madrid) en enero y continuó en la de Valdemorillo (Madrid) en febrero, Ahora bien, las figuras en esos meses estaban todavía actuando en las ferias americanas, o gozando del descanso invernal, por lo que ninguno de esos importantes toreros que ocupan la cima del toreo se anunciaron en los carteles de esas dos primeras ferias españolas. En cambio, algunas figuras consagradas, como ya es la norma, iniciaron la campaña europea haciendo el paseíllo en la plaza de toros del pueblo extremeño de Olivenza, en donde en marzo se celebra una breve feria, para después continuarla entrando en los abonos en las importantes ferias de Castellón y Valencia.

La XXVII Feria del Olivenza comenzó el viernes 3 de marzo con una novillada, continuó el sábado 4 con una novillada matinal y una corrida de toros por la tarde, y concluyó el domingo 5 con una doble dosis taurina de dos festejos mayores. O sea el abono constó de un total de cinco festejos celebrados en tres días. Los carteles estuvieron muy bien rematados, ya que estuvieron compuestos por las figuras Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, alternado con el maestro pacense Antonio Ferrera, que reaparecía tras una seria lesión que lo mantuvo el dique seco durante la pasada temporada, más los nuevos valores Roca Rey, José Garrido y Ginés Marín.

En conjunto, los resultados artísticos y los económicos de la Feria de Olivenza han sido muy buenos. En lo artístico en la feria se cortaron 22 trofeos, 7 en las dos novilladas y 15 en las tres corridas. El Juli sumó 3 apéndices, los diestros Ferrera, Perera, Manzanares, Roca Rey y Ginés Marín y los novilleros Antonio Medina y Juanito cortaron 2 cada uno, y los espadas Alejandro Talavante y José Garrido más los novilleros Pablo Aguado, Toñete y Andy Younes pasearon 1 apéndice. Los diestros El Juli, Ferrera, Perera, Manzanares, Roca Rey y Marín y los novilleros Juanito y Medina salieron a hombros del coso pacense con referencia a lo económico, que se refleja en a la asistencia de público a la plaza, se puso el cartel de “no hay billetes” en la primera corrida, hubo un lleno en las corridas segunda y última, y 2/3 cubiertos en la segunda novillada y menos de 1/2 aforo en la novillada que abrió la feria.

En la primera novillada, Pablo Aguado, Leo Valadez y Toñete lidiaron utreros de El Parralejo, que fueron manejables, aunque estuvieron faltos de fondo. La excepción fue el encastado cuarto. A este ejemplar Aguado le cortó una oreja de ley tras torearlo con mucha clase con capote y muleta. Con el flojo novillo que abrió la feria estuvo muy decidido y, al matarlo de una buena estocada, saludó en el tercio. Toñete, había sido el primero en puntuar al cortarle un apéndice al tercer novillo. La falta de oficio, pues el joven madrileño ha toreado poco desde que en la pasada temporada debutara con caballos, lo suplió toreando con decisión y entrega. Sufrió una espectacular voltereta al iniciar la faena, no obstante, continuó toreando con el mismo valor, consiguiendo ejecutar una lucida faena en la que el joven mostró poseer buenas maneras toreras. Al sexto le completó una faena con altibajos y al fallar con los aceros fue silenciado. Con el lote menos manejable del encierro, Valadez se fue de vacío. No obstante, el mexicano mostró en sus buenos momentos que es un torero para tenerlo en cuenta. Fue silenciado a deshacerse de sus novillos.

El sábado por la mañana se celebró la entretenida segunda novillada, en la que los tres alterantes puntuaron cortando un total de cinco trofeos, El cartel tuvo un carácter internacional, pues estuvo formado por el francés Andy Younes, el portugués Juanito y el español Antonio Medina, que hacía su debut como novillero con caballos. En total la terna sumó cinco trofeos, lidiando unos manejables utreros de Fernando Peña, de los cuales los tres primeros fueron los más encastados. Younes inició el festejo cortando la primera oreja al noble animal que abrió plaza, al que le completó una ligada faena, rematada con una buena estocada tras un pinchazo. Con el cuarto, otro noble animal que tenía escaso fondo, el francés lo hizo durar toreándolo con temple, y al matar con facilidad, el público premió al francés haciéndole dar una vuelta al ruedo, tras una leve petición de oreja. Juanito obtuvo un trofeo de cada novillo de su lote, tras estar muy lucido y variado con capote y muleta. La faena más redonda se la completó al bravo quinto, sobresaliendo unas templadas y bien ligadas series de naturales. A ambos animales los mató con efectividad. El joven sevillano Medina, que se hizo torero en la Escuela Taurina de Badajoz, también paseó un apéndice de cada uno de sus novillos. Se hizo notar al recibir al bravo tercer novillo con unas verónicas de rodillas. Con la muleta tras ejecutar templadas tandas de derechazos y naturales, concluyó su labor haciendo un toreo de cercanías. Mató con una estocada tendida que necesitó del uso del descabello. Con el sexto, un novillo que embutía a media altura, el sevillano estuvo muy decidido y, al rematarlo con prontitud, le concedieron otro trofeo. El buen festejo finalizó con Juanito y el debutante saliendo a hombros por la puerta grande.

Con un lleno a reventar en los tendidos el sábado 4 por la tarde se celebró la primera corrida del ciclo, en la que reapareció el diestro pacense Antonio Ferrera, tras haber estado ausente de los ruedos por casi dos temporadas. Actuó junto a su paisano Alejandro Talavante y el gran maestro El Juli. El festejo comenzó con un emotivo momento al romperse el paseíllo, con Ferrera, junto a sus compañeros, agradeciendo en el tercio los fuertes aplausos del público. Se lidió un encierro de Garcigrande, cuyas reses eran desiguales de presencia, siendo los mejores el segundo y el quinto, y los más complicados el cuarto y el sexto.

Ferrera no dio muestras de haber estado ausente de los ruedos durante tanto tiempo, pues se impuso con valor y maestría tanto al exigente primero como al complicado y falto de fondo cuarto, para con valor y maestría, lucirse con capote, banderillas y muleta. Oreja con una fuerte petición de la segunda fue el premio al despachar a su primero con una estocada entera desprendida tras un pinchazo y también con otro apéndice al matar a su segundo con una buena estocada. El Juli cortó las dos orejas al bravo quinto toro. Tras lidiarlo con maestría con el capote, inició la faena con unos pases de tanteo para dominar al toro, y continuó haciendo un toreo clásico por ambos lados, toreando con mucho temple y gusto, y al cobrar un estoconazo, paseó el doble trofeo. Antes al segundo de la tarde, un bondadoso animal, que careció de fondo y empuje, a causa de haberse dado un voltereta, el madrileño recurrió a la maestría para con mimo y temple hacerlo durar para completarle una buena faena, aunque no tuvo la misma intensidad que la primera. Subió de tono al terminar con unos ajustadísimos pases circulares antes de matar de una estocada tras un pinchazo. Se ganó una merecida oreja. Había brindado este toro a Ferrera. Talavante también le cortó una oreja al tercer astado, un toro que tuvo movilidad al principio pero que a mitad de la faena de muleta se vino a menos. El diestro extremeño en el primer tercio hizo un emocionante quite por gaoneras. Tras también brindar a Ferrera, comenzó su labor muleteril ejecutando un par de espectaculares arrucinas de rodillas, para seguir luego ligando una faena basada en el toreo básico, abrillantado por sus personales originales remates y, al matar de un pinchazo y una efectiva estocada, paseó el trofeo. Alejandro no tuvo opciones para el lucimiento lidiando al complicado y manso astado sexto, aun así lo intentó, pero al serle imposible abrevió. Al deshacerse del animal de una estocada tras dos pinchazos, fue silenciado.

El domingo en la corrida matinal actuaron tres diestros extremeños, el maduro maestro Miguel Ángel Perera y los jóvenes espadas José Garrido y Ginés Marín, que dejaron muy satisfechos a sus paisanos al estar todos muy por encima de los toros, cortándoles orejas a cuatro de los seis toros del encierro de Zalduendo, que cuyos astados en conjunto estuvieron faltos de casta y fuerza. Perera desorejó al cuarto, el más bravo del encierro, Ginés paseó una oreja de cada ejemplar de su lote y Garrido solo cortó una del peligroso quinto, ya que el presidente no le concedió la segunda que el público fuertemente solicitaba.

El maestro Perera toreó con decisión y firmeza al toro que abrió plaza, el que por la falta de fondo se vino abajo en el último tercio, y emborronó lo bien hecho al matar de una estocada trasera, que necesitó de seis golpes de descabello, El público reconoció su esfuerzo haciéndole saludar en el tercio. Lo mejor llegó al torear de muleta al repetidor cuarto toro, el más bravo del encierro. Lo recibió en el centro del ruedo con tres pases cambiados por la espalda, para después redondear una faena realizada con dominio y gran firmeza. La cerró toreando entre los pitones dando unos circulares, rematados con adornos, y esta vez fue certero con la espada cobrando una certera estocada, Fue premiado con un doble trofeo. Ginés Marín demostró lidiando a sus dos toros que está listo para ser un torero importante en su segunda temporada. Toreó con gran firmeza y sapiencia haciendo un toreo clásico como si ya fuera un torero maduro, al mismo tiempo que usó atrevidos recursos para emocionar al público, como el hacer un quite por muy ajustadas tafalleras, o comenzar su primera faena con unas arrucinas de rodillas, y su segunda con unos firmes estatuarios en el centro del ruedo a un astado que apretaba y buscaba. A ambos toros los pasaportó con una buena estocada, lo que aseguró el que fuera premiado con una oreja de cada uno. A Garrido le tocó lidiar el lote peor del encierro, el manso segundo y el peligroso quinto, animales aptos para abreviar con ellos, pero José no lo vio así, y jugándose el pellejo intentó redondearles la faena a ambos, logrando solo tener interesantes momentos. Falló con los aceros al deshacerse de su primero, al que mató de un pinchazo, estocada y seis golpes de descabello. No obstante, fue ovacionado, En cambio, estuvo muy certero al mandar al matadero al quinto con una estocada habilidosa. Cortó una merecida oreja y aun hubo petición de otra. Al no concedérsele no pudo salir a hombros junto a sus dos paisanos.

El domingo por la tarde en la corrida que cerró el corto ciclo ferial, también hubo un lleno en la plaza para ver actuar a las grandes figuras Morante de la Puebla y José María Manzanares junto Andrés Roca Rey, el joven diestro más interesante del momento. Lidiaron un encierro de Victoriano del Río, cuyos toros dieron un juego desigual, siendo los mejores el segundo y el tercero y los que presentaron más dificultades el primero y sexto. Con este material Manzanares paseó una oreja de cada toro, Roca Rey desorejó por partida doble a un astado y Morante se fue de vacío.

Morante con el complicado primero, lo mejor de su labor fueron los artísticos lances y la media verónica con que lo recibió de salida, ya que con la muleta la faena no tomó vuelo y al matar con efectividad, hubo división de opiniones. Con el cuarto que embestía con genio, su actuación fue el reverso de la medalla, pues con el capote el toro no se dejó, y en cambio con la muleta el genial sevillano pudo dejar muestras sueltas de su singular toreo, y al deshacerse del bicho de una estocada más descabello, saludó en el tercio. Curiosamente de los nueve diestros que actuaron en la feria, el de La Puebla fue el único matador que no puntuó. Manzanares, al bravo segundo astado lo lanceó con brillantez y le hizo un artístico quite por chiquilinas. Con la muleta la faena tuvo majestad al hacer el toreo básico con empaque y elegancia, y al cerrarla con unas manoletinas antes de cobrar una estocada que necesitó el descabello, paseó una oreja. Al quinto que era deslucido y con poca transmisión, el alicantino lo toreó con maestría, firmeza y clase, templándolo y mandándolo para meterlo en los engaños para después completarle una faena que no fue tan redondeada como la primera y, al cobrar una soberbia estocada recibiendo, aseguró su segunda oreja. Roca Rey comenzó en Olivenza la temporada española como terminó la americana, triunfando. El éxito lo consiguió con el bravo tercer toro, con el que con capote y muleta se metió al público en el bolsillo. En su labor capotera impresionó un quite por tafalleras y unas ceñidas gaoneras. Con la muleta inició la faena en los medios con varios pases cambiados por la espalda y continuó toreando al natural con magistral templanza, para luego hacer algo similar toreando con la derecha, Una peculiaridad del peruano es que conjuga el más clásico toreo con toques emocionantes. Cerró su hacer ejecutando unas ajustadísimas bernardinas antesl toro hundió la espada en la cruz, y así los dos orajes pronto estuvieron en sus manos. El sexto astado no fue apto para repetir el triunfo, aunque el limeño lo intentó pegándose un arrimón. Al matar de un espadazo bajo hubo silencio.

La interesante y exitosa Feria de Olivenza, en la cual las afianzadas figuras y los jóvenes toreros de la renovación compitieron con éxito, se cerró con Manzanares, representando a las figuras, y Roca Rey a los jóvenes valores, saliendo a hombros por la puerta de los triunfadores.

Estas son las reseñas de los cinco festejos
Olivenza (Badajoz). Primer festejo de feria. Viernes, 3 de marzo. Novillos de El Parralejo (bien presentados, nobles pero escasos de fuerza en conjunto, el encastado 4 fue el mejor del encierro) para Pablo Aguado (saludo; oreja), Leo Valadez (silencio tras aviso; silencio) y Toñete (oreja; silencio). Entrada: menos de 1/2 plaza. Incidencias: el festejo comenzó media tarde debido a la inclemencia del tiempo.

Olivenza (Badajoz). Segundo festejo de feria. Sábado, 4 de marzo. Novillada matinal. Novillos de Fernando Peña (manejables en conjunto, los tres primeros los mejores, y escasos de de raza el 4º y el 6º) para Andy Younes (oreja; vuelta tras petición), Juanito (oreja tras aviso; oreja; salida a hombros) y Antonio Medina, que debutaba con picadores, (oreja tras aviso; oreja tras aviso; salida a hombros). Entrada: 2/3. Incidencias: Morenito de Arlés saludó tras parear al 1º.

Olivenza (Badajoz). Tercer festejo de feria. Sábado 4 de marzo por la tarde. Toros de de Garcigrande (desiguales de presencia; los mejores el 2º y el 5º; exigente el 1º, y complicados el 4º y el 6º) para Antonio Ferrera (oreja con fuerte petición de la segunda; oreja; salida a hombros), El Juli (oreja; dos orejas; salida a hombros) y Alejandro Talavante (oreja; palmas). Entrada: lleno de “no hay billetes”. Incidencias; Al completarse el paseíllo el público en pie ovacionó a Ferrera, que volvía a los ruedos tras dos temporadas haber estado lesionado, y tras agradecer la ovación invitó a sus compañeros salir al tercio; Juan José Trujillo saludó tras parear al 6º.

Olivenza (Badajoz). Cuarto festejo de feria. Domingo, 5 de marzo, corrida matinal. Toros de de Zalduendo (correctos de presentación, descastados y con complicaciones, el mejor el bravo 4º, y el peor el 5º con mucho peligro) para Miguel Ángel Perera (saludos; dos orejas; salida a hombros), José Garrido (palmas; oreja tras aviso, con petición de la segunda) y Ginés Marín (oreja; oreja; salida a hombros). Entrada: lleno. Incidencias: Curro Javier y Guillermo Barbero saludaron tras parear al 1º; llovió intermitente durante el festejo.

Olivenza (Badajoz). Quinto y último festejo de feria. Domingo, 5 de marzo, por la tarde. Toros Victoriano del Río (correctos de presentación y de juego desigual; los mejores el 2º y el 3º, y los más complicados el 1º y el 6º) para Morante de la Puebla (división de opiniones; saludos), José María Manzanares (oreja; oreja; salida a hombros) y Roca Rey (dos orejas; silencio; salida a hombros). Entrada: lleno. Incidencias: Rafa Rosa y Luis Blázquez saludaron tras parear al 2º.

Deja un comentario