19 marzo, 2017

LA PRIMAVERAL PLÁTICA DE LOS DOS COMPADRES

-No se mueva tanto compadrito.-

-Pero si estoy más quieto que un poste compa.-

-Pues parce flan.-

-Pos yo solo siento que la tierra está temblando, todo se menea.-

-Claro, con la cara que tiene se adivina de inmediato la crudita que se carga.-

-No se asuste ni se espante, es cierto, es culpa del “niño nuevo”.-

-¿Cuál niño?, mi comadre ya no está para esos trotes.-

-Pos con eso de la nueva primavera, sobran buenos deseos y “líquidos apendejadores”, así todos la estamos esperando para darle la “bienbebida” al 2017.-

-No se mueva tanto compadrito.-

-Pero si estoy más quieto que un poste compa.-

-Pues parce flan.-

-Pos yo solo siento que la tierra está temblando, todo se menea.-

-Claro, con la cara que tiene se adivina de inmediato la crudita que se carga.-

-No se asuste ni se espante, es cierto, es culpa del “niño nuevo”.-

-¿Cuál niño?, mi comadre ya no está para esos trotes.-

-Pos con eso de la nueva primavera, sobran buenos deseos y “líquidos apendejadores”, así todos la estamos esperando para darle la “bienbebida” al 2017.-

-Pero Usted no suelta “el vidrio” desde 1968.-

-Y con noble razón, recuerde que en ese año fueron las Olimpiadas en México, debíamos de festejar.-

-Pobre de su hígado.-

-No se haga que la virgen le habla, ahora resulta que como buen taurino me quiere hacer el invento de Arruza, “el teléfono”. ¿Desplantitos a mí?.

-Sorry dijo un gringuito, Arruza no es el inventor de ese desplante.

-Pues fue Usted, mi iluminado maestro, quien desde que llegó al rancho como agrónomo así me lo dio a conocer.-

-Tiene razón, yo se lo dije y ahora corrijo, y como decía Juncal, “tome nota”. Carlos Arruza nació en México, capital, el 17 de febrero de 1920, don Rafael “El Gallo”, era mucho mayor, la muestra de este verdadero descubrimiento está en que el mencionado “Gallo” “telefoneo” el 15 de junio de 1915 en el mismo Madrid, cinco años antes del nacimiento del también llamado “Ciclón Mexicano”. Finco esta aseveración con un dibujo del catalán pintor Ricardo Marín Llovet sobre el entonces raro desplante y que vera aquí mismo tomado de una vieja revista que habla al respecto.

-Pos si es así ni hablar.-

-Y le tengo “otra constancia”, la manoletina no es patente del espada cordobés, el hijo de doña Angustias, “Manolete”.-

-A ver, échela pues.-

-Pues ya la eché, muchos amigos creen que la manoletina es creación de “Manolete” y eso no es cierto. Fue Rafael Dutrús Zamora, el delgado y alto hombre más conocido como “Llapisera”, famoso torero cómico, quien en su repertorio la pegaba sobre piernas buscando en sus faenas finales alivios pero arrancando carcajadas del público por la forma en que la hacía. Los públicos españoles también vieron ejecutarla -años antes de que la popularizara “Manolete”- a Victoriano de la Serna.-

-Sí sé lo creo, suele suceder que esas situaciones las mejoren otras personas, inclusive sin dar el debido crédito a los precursores que las concibieron de alguna u otra manera.-

-Efectivamente, y hay más, pues de la “gaonera” tenemos testimonios de su existencia muy anteriores a don Rodolfo que naciera el 22 de enero de 1888 en León, Guanajuato. Se sabe que Cayetano Sanz – nacido en Madrid el 7 de agosto de 1821, y muerto en Villamantilla, Madrid, el 21 de septiembre de 1891- se la enseña a “Ojitos” en la mismo España y, cuando este viaja a México, donde funda la Cuadrilla Juvenil Mexicana, se la revela a su mejor alumno azteca, o sea al mismísimo don Rodolfo y es el torero leones quien la pega de tan buena manera que de inmediato se la adjudican al divulgarla en casi todas sus actuaciones. También vera aquí una arcaica pintura que avala esto.-

-Ni hablar, algunas “son” de aquel que la populariza y no de quien las concibe.-

-Tenemos el transparente ejemplo con la vistosa suerte de nuestro amigo Miguel Ángel Martínez “El Zapopan”, por España ya le cambiaron el nombre a su “zapopina”, allá la rebautizaron como “lopecina” y eso no es justo, es del de Guadalajara y no de Julián López “El Juli”.

-Los plagios se dan por todos lados, ni modo, pero entonces las suertes que menciona al principio, con capote y muleta, son creación de un torero bufo, es interesante conocer estos datos.-

-Y hasta con las banderillas, el llamado par “al violín” es otra de las genialidades de Llapisera, considero no son plagios cómo les llama Usted, simple y sencillamente nunca se pensó fueran a funcionar y otros las aprovecharon de forma seria, gustaron y se quedaron. Lo bueno es que enriquecieron la variedad de suertes en los tres tercios, pero aún en la actualidad las ejecutan hasta el cansancio, las vemos todas las tardes estas mencionadas suertes, pareciera que la inventiva, imaginación, inspiración o talento se fueron por el lado de la comodidad y no queda más remedio que añorar a esos viejos espadas que con versatilidad se ganaron lugares muy decorosos en las grandes páginas del toreo a nivel mundial.-

-Loa pues a ellos, a don Pepe Ortiz, a Eliseo Gómez “El Charro”, a Miguel Ángel Martínez “El Zapopan”, a Antonio Campos “El Imposible”, y a varios más que iremos mencionado en próximos días, aprovechamos, solo como un simple ejemplo, recordarles que, dije que solo uno, si conocen los noveles que también existen las “fregolinas”, creación de Ricardo Romero Freg.-

-Ni hablar, es cierto, urge la variedad, urge las escuelas taurinas den libertad de expresión corporal a los alumnos, que no los hagan “en serie”, que dejen y permitan les brote locura o inspiración fuera del papel carbón que les imponen. En México hay excelentes prospectos novilleriles, lo que “escasea”, aparte de los festejos menores, son veedores de toreros, no de astados que de estos los tenemos por montones, si no se ven es que están haciendo antesala en los consultorios de algunos oftalmólogos.-

Deja un comentario