15 julio, 2018

YA PARTIÓ PLAZA

En menos de un mes se han enlutado par de familias, pertenecientes a la taurina, el día 15 del mes pasado “partió plaza” al mas allá, Rodolfo Vega Silva (que así informaba a los visitantes que buscaban a su señor padre, el banderillero Agustín Vega, que desconocían que el popular “Papaxtlón” había fallecido), después de penosa enfermedad, ante el dolor de sus hijos, nietos y hermano.

En menos de un mes se han enlutado par de familias, pertenecientes a la taurina, el día 15 del mes pasado “partió plaza” al mas allá, Rodolfo Vega Silva (que así informaba a los visitantes que buscaban a su señor padre, el banderillero Agustín Vega, que desconocían que el popular “Papaxtlón” había fallecido), después de penosa enfermedad, ante el dolor de sus hijos, nietos y hermano.

Rodolfo vivió intensamente el ambiente taurino, ya que desde muy corta edad acompañaba a su señor padre a los festejos en que toreaba o bien era empresario y organizador. Impresor de profesión, hacía años más tarde, las tiras de mano que se acostumbraban para anunciar corridas y novilladas. Durante algún tiempo estuvo al cuidado de la capilla en que se venera a la imagen de la Virgen de “La Macarena”.

También los carteles murales que hace años anunciaban las corridas pegados a los muros de las esquinas de las calles de Puebla y otros lugares como en los estados de Tlaxcala y Veracruz. Descanse en paz.

Y el domingo pasado recibimos la triste noticia del fallecimiento del doctor Cosme Camacho Lezama, un destacado taurino de nuestra región, pues habiendo heredado la afición a la más bella de las fiestas de su señor padre, fe un destacado aficionado práctico que participó en varias de las Convenciones que años atrás se efectuaban en plazas importantes de nuestro país.

Tuvo dos hijos toreros: el matador de toros Marco Antonio Camacho y el novillero Víctor Hugo, que falleció víctima de cáncer siendo muy joven, cuando prometía por el valor y clase, que podía haber llegado a ser un torero muy importante. Pero Cosme, fue el médico de Plaza o sin ella, que atendía a todos los torerillos, novilleros, aficionados y demás, que por su actividad en los ruedos caían heridos.

Muy sentida ha sido la partida de ambos amigos y a las múltiples condolencias recibidas por sus respectivas familias, hemos unido la nuestra, en tanto rogamos por su eterno descanso. En las misas que mensualmente, cada día diecinueve se ofrecen a nuestro padre Jesús del Gran Poder y a nuestra Señora de la Esperanza, “Virgen de La Macarena” por la familia taurina, se pide por ellos.

Y ya que mencioné a la Virgen de “La macarena”, es bueno recordar a todos los taurinos poblanos, si es que aún quedan, que el próximo día cinco de agosto a las trece horas en la capilla de San Diego de Alcalá, Fray Sergio Ramos Márquez oficiará la misa que como cada año se le ofrece a la patrona mundial de toda la torería, el primer domingo de agosto. La cita es en calle 17 sur y avenida 5 poniente.

Y … ¡Suerte!

Deja un comentario