19 enero, 2019

LO “MIXTO” SE DUPLICA… “SM. EL TEMPLE”, JUAN PABLO SÁNCHEZ.

ÚLTIMAMENTE SE ha acostumbrado a decir que un festejo “es mixto” cuando en el se incluye a un rejoneador. Antiguamente así se nombraba solo cuando en una corrida con matadores se programaba también a un novillero, los tiempos varían y, ahora, el primer día del mes de febrero, las costumbres deberán de cambiar y duplicar eso de “mixto”. En la ciudad de León, Guanajuato, se da un festejo “mixto mixto”.

ÚLTIMAMENTE SE ha acostumbrado a decir que un festejo “es mixto” cuando en el se incluye a un rejoneador. Antiguamente así se nombraba solo cuando en una corrida con matadores se programaba también a un novillero, los tiempos varían y, ahora, el primer día del mes de febrero, las costumbres deberán de cambiar y duplicar eso de “mixto”. En la ciudad de León, Guanajuato, se da un festejo “mixto mixto”.

Y SÍ, no repito la palabra por error “de dedo”, estoy consiente de lo que digo y escribo.

EL CARTEL en cuestión, el “mixto mixto”, es por la sencilla razón de que en una corrida verán a un rejoneador -primero de los mixtos citados- y resulta que el caballista no cuenta con alternativa, por eso mismo aparece el segundo “mixto”. No entiendo como lo permitieron los alternantes y el ganadero -Castella, Joselito Adame y Fernando de la Mora- independiente a que vuelve la burra al trigo, dos extranjeros y solo un nacional. ¡Viva México!

CREO QUE la explicación es simple… “Donde manda caballero no respalda el torero”… Cuando menos en México.

Y NO hablo sin sustento… Domingo 10 de febrero en León, Guanajuato, 6 astados de Villacarmela para el galo Sebastián Castella, el español Ginés Marín y el aguascalentense Luis David Adame… ¡Viva México!

Y VOLVEMOS a mencionar al francés… Continua la temporada grande en la plaza México, “primer” corrida de la segunda parte, Castella, “El Payo”, y Juan Pablo Sánchez con… ¡Fernando de la Mora! Esta será la doceava corrida y se dice terminara solo con trece tardes sumándole dos de aniversario y la de la Oreja de Oro como es ya conocido por los aficionados. Pero sigo renegando y deseando que el apéndice áureo lo disputen sin condiciones los triunfadores del presente ciclo, que no sea a ases escondidos en las mangas. Tiene que ser cartel de postín para que deje dividendos ya que, según la costumbre, el beneficio económico va a dar a las arcas de la Asociación de los toreros, dinero que sirve principalmente para pagar los gastos ocasionados por los diestros que tengan la mala fortuna de caer heridos.

SIGO CON… No se sabe a ciencia cierta si se darán más corridas, anteriormente llegaron a darse algo así como veinte tardes. De dar por terminado el ciclo es urgente que las novilladas comiencen de inmediato, apremia brinquen caras nuevas que interesen, que refresquen la baraja taurina menor, que robustezcan a los ya vistos jóvenes con posibilidades de destacar, y así “soñar” con mejores entradas, con la ilusión que quienes asistan a los cosos se olviden de la espantosa “moda” de juguetear con sus teléfonos sin importarles lo que sucede en el ruedo. Urge la pasión retorne a las plazas, que la raza, la bovina, reviva la casta hoy casi desaparecida, que las figuras acepten torear las ganaderías malamente llamadas encastadas ya que la fiesta es bravura, ver la supremacía del humano sobre la fiera… Fin de mis ilusos disparates.

Y PRESTOS estamos para ver la ya mencionado decimosegunda corrida mañana domingo en la México. Sebastián Castella, Octavio García “El Payo”, y “SM. El Temple”, Juan Pablo Sánchez, con los bureles de don Fernando de la Mora. Tengo fe en que el tercer espada nos dará una grata sorpresa… Nos Vemos.