3 agosto, 2021

“CON DEMASIADA FRECUENCIA”, LAS NUBES SE ENCELAN POR EL BRILLO DEL SOL Y LA LUNA OCASIONANDO EL “DESENCANTO”

Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la ilusión se ha “desencantado”. Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la infancia se ha “desencantado” cuando ve su rostro envejecido. Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la esperanza se ha “desencantado” cuando la fantasía fue traicionada. Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE

18 de marzo de 2019.

Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la ilusión se ha “desencantado”. Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la infancia se ha “desencantado” cuando ve su rostro envejecido. Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la esperanza se ha “desencantado” cuando la fantasía fue traicionada. Frecuente, DEMASIADO FRECUENTE, la inspiración se ha “desencantado” cuando la realidad agotó la fuente mágica de su propio misterio.

Frecuente, DEMSIADO FRECUENTE, la opacidad de las nubes ha ocultado el brillo del sol. Nubes sonsas, nubes ingratas, nunca han podido entender que el sol es la razón su origen, y que, encima de ellas, perpetuamente el “astro rey” sol será el amo del universo.

Ayer, sin que hubiese drama por la insatisfacción, las nubes enfermizas simularon arrancarle al sol su encendida naturaleza, y el “desencanto” se adueñó de la plaza de toros San Marcos… Nubes sonsas, nubes ingratas, nubes antirrománticas…

Ayer, sin que hubiese tristezas en la plaza, las nubes, celosas de su admirable “encanto”, quisieron quitarle el brillante honor al travieso encendido de las estrellas… Nubes sonsas, nubes ingratas, ayer quisieron, ocultándola, quitare la dignidad a la pálida faz de la luna, nubes sonsas, nubes ingratas, cuánto “desencanto” han causado.

José Miguel Arellano

El lleno fue “impresionante, la animación contagiosa. el entusiasmo chispeante, la ilusión sin límite, la esperanza llena de vitalidad, la fantasía repleta de colorido. ¿Quién fue el que sin autorización del cónclave invitó a LA ILUSIÓN Y EL DESENCANTO?

¿Cuál es la razón de tan apesadumbrada realidad…? No asistió al evento la alegría del triunfo, no hubo recompensa para los toreros. No hubo orejas que, en las manos de los novilleros, sonaran como cascabeles retozando de satisfacción… (Y NO HUBO MANERA DE ENTREGAR, COMO MERCIMIENTO, EL PREMEIO QUE OSBSQUIA A LOS TRIUNFADORES -CON CORTE DE OREJA- QUE HACE LA REVISTA “LA TEMPORADA”).

Así suele ocurrir. EL DESENCANTO ASISTE CON DEMASIAD A FRECUENCIA A LAS PLAZAS DE TOROS, y aunque nadie le dio afectuoso alojo, se hizo presente en la plaza de toros San Marcos.

El ganadero… Adolfo Lugo Verduzco

Virtudes –cualidades y aptitudes- mostraron Arellano, Llaguno y Román. Virtudes que, opacadas por la nebulosidad de las circunstancias, estáticas en el firmamento individual de los tres “aspirantes a la gloria”, ninguna nube podrá hacer desaparecer. Su afición, su entrega, su determinación, su anhelo y ambición –MÁGICA ENVOLTURA DE LA ILUSIÓN- están muy por encima de los nubarrones que se empeñan en DESENCANTAR.

Siempre por encima de las nubes estarán el sol y las estrellas; siempre por encima de las apariencias que suelen ser engañosas, hablará LA VERDAD… ENGAÑOSA ES LA VISIÓN DE QUIENES PIENSAN QUE SI LOS NOVILLEROS LA TARDE DE AYER NO BRILLARON COMO SOLES FUE POR SU FALTA DE INTENSIÓN. QUÉ VA, CUÁNTO EMPEÑO EN SU PROCEDER, CUÁNTA DETERMINACIÓN EN SU COMPORTAMIENTO, CUÁNTA VIRILIDAD EN SU ENTREGA, CUÁNTO ANHELO EN SU ESPERANZA, Y CUÁNTA LUZ EN SU VOLUNTAD…

ASÍ LAS COSAS, Y PESE A QUE LAS NUBES CIRCUNTANCIALES, NUBES OPACAS, NUBES DEFECTUOSAS –EL COMPORTAMIENTO DE LA NOVILLDA EN GENERAL- QUISIERON OCULTAR EL BRILLO DE LOS TRES JÓVENES, EN LA CONCIENCIA DEL AFICIONADO QUEDÓ CLARO QUE LOS TRES -ESCALANDO Y SUBIENDO- PUEDEN LLEGAR HASTA LOS LÍMITES DEL GLORIOSO CIELO DEL TRIUNFO…

NOTA DE la redacción: El escrito se refiere al resultado de la tercera novillada en Aguascalientes donde participaron José Miguel Arellano, Juan Padreo Llaguno y Roberto Román con novillos de Huichapan.