28 julio, 2021

UNA OREJA PARA ADAME, DOS PARA ROCA REY. DESCASTADO Y COMPLICADO LO DE BEGOÑA, SOLO UNO “JALÓ”.

FOTOGRAFIAS POR: PEDRO JULIO JIMENEZ LOPEZ
Obvio que Roca Rey abandonó el coso a hombros de algunos aficionados.
Festejo en honor al apóstol San Marcos, día clásico en Aguascalientes. Aparece el bendito cartel de “Agotado el Boletaje”.
Alta temperatura, el público llama al tercio a saludar a los tres espadas -el local Joselito Adame, de Irapuato, Guanajuato, Diego Silveti y el peruano Andrés Roca Rey- agregándole más calor a la tarde.

Obvio que Roca Rey abandonó el coso a hombros de algunos aficionados.

Festejo en honor al apóstol San Marcos, día clásico en Aguascalientes. Aparece el bendito cartel de “Agotado el Boletaje”.

Alta temperatura, el público llama al tercio a saludar a los tres espadas -el local Joselito Adame, de Irapuato, Guanajuato, Diego Silveti y el peruano Andrés Roca Rey- agregándole más calor a la tarde.

El primer espada, el de casa, bien con el percal, quita por chicuelinas que le son ovacionadas, prontos los subalternos con los palitroques. Adame brinda a los asistentes. Inicia con estatuarios.     

Sale hacia la querencia “San Marqueño”, número 191 de 505 kilos, Joselito no lo amaga, lo soba, no le quita la muleta de la cara, poco a poco le va enseñando la vereda, prueba con la diestra por segunda ocasión, sale trompicado, insiste toreramente y logra la mejor tanda aprovechando la nobleza del astado hasta lograr dos de vuelta entera. Dosantinas muy apuradas, pero exponiendo, se le agradece, termina con adornos y habilidosos recursos. Decide terminar y cuaja un espadazo recibiendo que surte efectos de inmediato. Petición mayoritaria y le conceden un apéndice con cierta censura de una parte del público.

“Feria Linda”, su segundo, el 187, con 503 kilos, de salida se nota que este cuarto de la tarde se fue de fiesta, nada claro, sin definirse, el público le alienta, prueba con la complicada derecha y prefiere lidiar con la zurda, tandas cortas de mérito y con calidad a pesar de que el burel comienza a dudar en sus embestidas. Rebrincando, y con la cabeza a media altura, no transmite, vuelve con la derecha exponiendo la epidermis. Lo que le falta al toro lo pone Joselito, empuje, brío y mucho carácter. Pinchazo, media y a otra cosa mariposa. Palmas.     

Diego Silveti, bien de capa con “Aguitas”, número 200 de 505 kilos, se pica poco a petición del espada, excelente quite por gaoneras y el guanajuatense hasta el momento no ha corrido con la suerte que lo sigue en los sorteos ya que fueron más las complicaciones que las bondades del astado, estocada y palmitas.   

“Gallero” es el segundo del lote de Diego, pesa 515 kilos y quemado con el 184, nada con la capa, cuida su quehacer ante la notoria debilidad que se le ve desde salida. Quita por mandiles y remata con la revolera, rápidos con los garapullos, brinda al ganadero Juan Diego Gutiérrez Cortina, de Santa Fe del Campo.

No cala la labor del espada, la notoria mansedumbre del toro permite la distracción en los tendidos, embiste con las patas delanteras “por delante” y esto no permiten el lucimiento de Diego que sin embargo esta insistente, ante esto prefiere abreviar dejando una estocada entera que es suficiente. Silencio.  

Andrés Roca Rey, su primero fue “Aguascalentense”, de 498 kilos, número 166. Nada con la capa para ordenar salieran los jamelgos, el montado David Vázquez “El Ganso”, reaparecía después de larga convalecencia a causa de pasado impresionante tumbo, rápido cumple con su cometido. El de Begoña cambia a bien al toreársele con la muleta, humilla y repite, el extranjero usa ambos flancos, ajustados cambios por la espalda, le cuida ya que es débil este tercero, en el tendido se nota la aceptación de la parroquia que ya a estas alturas el entradón es impresionante. Aderezos muy bien logrados, labor muy inteligente, se le nota sobrado y no da un paso de más, estocada que surte efectos que le hace merecedor a dos orejas y arrastre lento al pupilo del señor Bailleres.

Sin emplearse el 146, “Cantaor”, con 517 kilos, correctamente prefiere bregar el peruano en lugar de intentar el lucimiento, cual debe de ser. Brinda a todos los presentes, rodilla en tierra inicia con cuatro pases marcándole la ruta requerida, cortó por la derecha y la izquierda, rebrinca y prefiere huir, Andrés prefiere abreviar ante este desconcentrarte y rajado jabonero, pinchazo, estocada y silencio.    

Mañana viernes 26, tercera corrida, el español Antonio Ferrera, el francés Sebastián Castella y el de casa Arturo Saldívar con Mimiahuápam.