3 mayo, 2020

LA ENCERRONA

La encerrona le han llamado los cronistas taurinos del ayer- como dicen “los cronistas taurinos de hoy”-, a las corridas de toros en que un sólo espada lidia los seis u ocho toros de una corrida, o bien dicho despacha todo “el encierro”, más o menos desde las primeras décadas del pasado siglo, pues con anterioridad, tanto en México como en España, un capitán de cuadrilla se encargaba de ello, llevando en ocasiones “un segundo espada”.

La encerrona le han llamado los cronistas taurinos del ayer- como dicen “los cronistas taurinos de hoy”-, a las corridas de toros en que un sólo espada lidia los seis u ocho toros de una corrida, o bien dicho despacha todo “el encierro”, más o menos desde las primeras décadas del pasado siglo, pues con anterioridad, tanto en México como en España, un capitán de cuadrilla se encargaba de ello, llevando en ocasiones “un segundo espada”.

… Cuando ya la generalidad de las corridas era en mano a mano, dos espadas, o en tercia, se convirtió en una hazaña el encerrarse un sólo matador con todos los bureles que salían de toriles y así hicieron fama, entre otros: Rafael Guerra “Guerrita”, Juan Belmonte, Marcial Lalanda, y más tarde Antonio Bienvenida, Lorenzo Garza y de los últimos Manolo Martínez.

Novilleros al hacer su despedida de esa categoría en nuestro país, Juan Estrada, Amado Ramírez, Eduardo Liceaga, Jaime Rangel, ellos en la plaza “México”, Alberto Ortega en Apizaco, con cuatro. Pero vaya encerrona que llevamos todos los mexicanos “obedientes” a las disposiciones del gobierno, como en otros países, por la enfermedad que azota desde hace varios meses.

Tal encerrona nos ha dado la oportunidad para desempolvar viejos libros y revistas, naturalmente de tema taurino, en tanto escuchamos la “Encerrona” que como herencia nos dejó el desaparecido investigador musical y gran artista Óscar Chávez, que en el curso de la semana dejó este mundo y con todo ello un gran hueco que será difícil de llenar con igual categoría y capacidad como la que él tuvo.

“LA ENCERRONA”, colección de discos larga duración de los “antiguos” y también en los llamados CD, con una cincuentena de pasodobles, corridos, sones y otros temas rescatados del olvido por el famoso actor, compositor, cantante, musicólogo y gente bien que fue el “Caifán Mayor”.

Los corridos de Lino Zamora, Ponciano Díaz, Bernardo Gaviño; los pasodobles dedicados al maestro Fermín Espinosa, Silverio Pérez, “Cañitas”, Carlos Arruza, el Adiós del Torero a Pepe Ortíz y tantos otros homenajes musicales, que por desgracia, ya están nuevamente en el olvido, pues la música taurina en la radio nacional, ya no se escuchan ni por casualidad.

Esperamos que esta fatídica encerrona que estamos padeciendo termine pronto y vuelva la actividad normal a nuestro país y a tantos otros que también la sufren, para bien de toda la humanidad.

Hoy lamentamos el fallecimiento del buen amigo y compañero que fue en la desaparecida y de muy grata memoria para nuestra ciudad la “PEÑA TAURINA POBLANA”, don Ángel Díaz “El Terlenka” y enviamos a sus familiares nuestro sentido pésame. Recordamos ayer la tragedia de hace algunos años a otro buen amigo que fue Rodolfo Rodríguez “El Pana”.

Y … ¡Suerte!