LA PRENSA TAURINA CHAYOTERA

Es evidente que no se puede ni se debe generalizar. Ha habido y hay grandes cronistas, periodistas, críticos, locutores y demás que cuando ven un festejo taurino, de una manera objetiva describen y hacen una crítica constructiva respecto a lo que presenciaron.
La crítica, no por ser constructiva deja de ser dura en ocasiones, muchas veces he escuchado o leído: “ese muchacho debería ponerse a estudiar”, “tantos toros que ha toreado y nomás no aprende” y muchas otras expresiones de este tipo.

Es evidente que no se puede ni se debe generalizar. Ha habido y hay grandes cronistas, periodistas, críticos, locutores y demás que cuando ven un festejo taurino, de una manera objetiva describen y hacen una crítica constructiva respecto a lo que presenciaron.

La crítica, no por ser constructiva deja de ser dura en ocasiones, muchas veces he escuchado o leído: “ese muchacho debería ponerse a estudiar”, “tantos toros que ha toreado y nomás no aprende” y muchas otras expresiones de este tipo.

Pero…

Desafortunadamente muchos que se hacen llamar periodistas ven las cosas de color de rosa.

No hay toreros malos, son los toros que no permitieron el lucimiento, fue le viento que no los dejó estar, no se acoplaron toro y torero, y así una gran lista de pretextos.

Lo peor, he leído notas o escuchado crónicas de cosas que no pasaron en el ruedo: “Fulano de Tal estuve extraordinario, perdió las orejas por pinchar”, cuando lo que muchos vimos fue algo completamente diferente.

También los hay los que todos los toros lo ven buenos, bien presentados, con presencia. Claro si el toro está ahí tiene presencia, muy diferente a que tenga trapío.

¿En serio eso es ser periodista? Entiendo que la fiesta esté siendo atacada por diversos sectores que la quieren erradicar, pero esos periodistas no ayudan a defender y conservar la afición que es la que mantiene viva a tan bonita tradición. Los aficionados no son tontos y se dan cuenta, al menos los que asistieron, que lo que narran no corresponde con la realidad.

Recientemente en Zacatecas se llevaron al cabo una serie de festejos, tramposamente anunciados como eso, festejos, sin especificar si fueron festivales o corridas, en donde se probaron divisas, puyas, banderillas y espadas light. Las crónicas que leí daban cuenta del extraordinario resultado artístico de los festejos, aunque se cortaron muy pocos apéndices, sin embargo, nadie hizo un reportaje exhaustivo del experimento, por cierto fallido.

Todo ello me lleva a pensar, ¿$erá que tienen interé$ en que no $e critique a tal o cual torero, empre$a o ganadería? Si las cosas se hacen bien se deben de reconocer, pero cuando no se hacen bien su labor es hacerle ver a los aficionados, principalmente a los nuevos, que así no debe ser.

No soy el único que lo piensa y estoy seguro que muchos saben como se mueve esto de las notas taurinas, por eso mi reconocimiento y admiración a aquellos que objetivamente, en su línea, ya sea blanda o dura, pero que mantienen coherencia con lo que ven y lo que narran o escriben.

Mi repudio para los que atrás de un medio de comunicación van mas allá y se atreven a insultar o adentrarse en ámbitos que no sean el estricto quehacer taurino del criticado, cuando seguramente muchos de esos críticos nunca han expuesto el pellejo delante de un toro.

Y, para terminar, con la moda de que los novilleros y matadores de toros ahora tiene su propia oficina de prensa, los redactores de sus boletines ¿de verdad creen que alguien se traga sus mentiras? Desafortunadamente algunos medios solo se dedican a copiar y pegar dichos boletines. Es irrisorio como son redactados sus comunicados, una línea para cada alternante, tratando de no decir nada malo, pero minimizando los logros de los otros, ah, pero eso sí, al redactar el resultado de su patrón se deshacen en elogios y si por alguna razón no lograron triunfar, siempre está el pretexto perfecto, “falló con la espada cuando ya le tenía cortadas las dos orejas”.

Ese tipo de prensa la ha hecho mucho daño y se lo sigue haciendo a la fiesta.

Next Post

HOY HACE 20 AÑOS <br>Debuta la dehesa de Medina Ibarra

Hoy se cumplen y ratifican dos décadas del debut de un criadero de bravo aguascalentense, Medina Ibarra. Los carteles que pendían de los muros de la capital hidrocálida anunciaban una novillada de selección con Mario Zulaica, Xavier Ocampo, Raúl Ibarra, Juan Antonio Adame, Claudio Estrada y Andrés González quienes estoquearían reses venidas de la Sierra Fría. La cita, en el viejo coso del barrio de San Marcos.

Subscribe US Now