18 junio, 2021

Ganadero Manuel de Haro González

LÁZARO

Era todo un personaje en el pueblo donde nació, era cojo de la pata izquierda, tenía el pie diminuto pues de niño enfermó de poliomielitis y desde entonces aprendió a reírse a carcajadas de las desgracias humanas superando todo clase de burlas, desprecios, groserías y malas ondas de tanta gente tonta y sin tatema, sobre todo de los más ricos, pero aún así se hizo amigo de todos.

Cuentan que en la escuela primaria, mientras sus compañeros jugaban en el recreo al futbol, Lázaro y sus amigos medio gitanos jugaban baraja y fumaban tabaco. En cuanto pudo, se ocupo de mesero en fiestas, ferias, festines ó festejos y se hizo amigo de los maletillas, de los mariachis, músicos, meseras, toreros, caporales y ganaderos, a pesar de su cojera, de vez