25 septiembre, 2021

Jesús López Garañeda/Director Federación Taurina de Valladolid

¡QUÉ DESGRACIA MÁS GRANDE, IVÁN, TORERO!

La tragedia echa de nuevo su negro manto entre la gente del toro, llevándose esta vez al torero de Orduña Iván Fandiño. Un toro de Baltasar Ibán le corneó en el quite de Juan del Álamo con quien compartía cartel en esta desdichada tarde por tierras francesas.

Lo que queda entre nosotros es su memoria, su recuerdo, sus actuaciones entregadas, valerosas, temerarias en ocasiones queriendo alcanzar la gloria que ya tenía por el hecho de vestirse de luces cada tarde, tal y como lo hacía siempre, con la sonrisa en los labios.

PRIMER FESTEJO TAURINO DE VALLADOLID SERÁ EN ÍSCAR EL DOMINGO 19 DE FEBRERO

Y lo será en la modalidad de una novillada con picadores de interés. Tres novilleros como Leo Valadez; Toñete y el iscariense Darío Domínguez harán el paseíllo para lidiar seis utreros de la ganadería de Esteban Isidro.

Íscar, la villa maderera, lanza así el chupinazo de apertura de una temporada que se prevé impresionante y llena de interés para el aficionado y sobre todo para el público en general. Tres muchachos, tres jóvenes en el redondel del coso cubierto y a cobijo de inclemencias meteorológicas se las verán con un encierro de Esteban Isidro, la ganadería de los Martínez Flamarique “Chopera” en San Pedro de Rozados (Salamanca).

REFLEXIONES PARA DESPUÉS DE UNA VICTORIA

El voluble pero increíble ser humano suele reflexionar cuando una guerra termina y hace balance de apoyos recibidos, ayudas prestadas, colaboraciones aportadas y, en una palabra, mover el caletre, la cabeza, el magín, la conciencia y la propia alma para extraer las lecciones necesarias y aprenderlas en mejorar su futuro y todo aquello que emprende.

Ahora, al hilo del análisis práctico y tranquilo, objetivo y en libertad del significado suceso producido en Valladolid, con la presencia de seis generales del escalafón torero con mando en plaza para homenajear, no se olvide, la memoria de un compañero muerto en una plaza en el mismo acto de torear como fue Víctor Barrio, cuyo suceso acarreó una riada de comentarios animalistas, aberrantes, monstruo

CURAS TOREROS, LO LLEVAN EN LA SANGRE

Desde que el cura de Cillán apareciera en la historia de la Tauromaquia con sus hazañas y hechos taurinos perfectamente contados en la obra de Gonzalo Santonja, hecha de retazos antiguos y cariño por la Fiesta, hasta los momentos actuales en que algunos sacerdotes no ya “con vara larga salen y se mezclan con las gentes en fiestas propiamente de gentiles a correr los toros de la vega”, pocos habían reparado hasta la fecha en que personas relacionadas con la religión y con la predicación del Evangelio cristiano pudieran estar inmersos en la fiesta de toros.

NI SE COMPRA NI SE VENDE EL CARIÑO VERDADERO… DE LA PLAZA DE VALLADOLID

Cantaba el maestro Manolo Escobar una inolvidable canción titulada “Ni se compra ni se vende” en la que añadía que “no hay en el mundo dinero para comprar los quereres que el cariño verdadero ni se compra ni se vende”. Pues la copla en cuestión viene al pelo a raíz del desmentido hecho público por el propietario de la Plaza de toros de Valladolid Emilio Ortuño “Jumillano” y publicado en la edición del Día de Valladolid acerca de la afirmación taxativa, clara, diáfana, evidente y real como la vida misma que lanzó en el Club Cocherito de Bilbao el periodista de Tendido cero en RTVE Javier Hurtado.

TAURINOS: ES HORA DE DAR LA CARA

Los últimos acontecimientos contra los toros, especialmente en el toro de la vega de Tordesillas, que han tenido y siguen teniendo amplia repercusión mediática, sin que el sector taurino se vea al parecer afectado y que, antes al contrario, se contraponga muy seriamente enfrente de festejo tan singular y conocido, rechazando incluso el mismo, sin apreciar ni pararse a pensar que esa es la piedra angular de la Tauromaquia española que pretenden mover los grupos de presión veganos, animalistas y antitaurinos desde hace muchos años.

LOCURA DE AMOR… POR EL TORO BRAVO

Eso es lo que demuestran muchas personas tarde tras tarde en ese grandioso redondel de una plaza de toros en la que hay espectadores que acuden como a un sortilegio, convocados por los brujos del capote y la muleta a ver, a palpar, a gustar, a emocionar y a sentir en su propio interior la grandeza de ser torero.

Entre aquello de antes y lo de ahora media un abismo. Sin embargo siempre está presente en esta tarea una cosa y es ni más ni menos que la integridad física, la lesión, el golpe, la cornada, el riesgo, la contrariedad, posiblemente la muerte. Por eso el toreo es algo tan grande que produce bienes inmateriales en quien lo practica.

EN LA CUNA HISTÓRICA DE LOS VERAGUA ANDALUCES

María Teresa Morenés es una mujer afable y llena de gratitud, guardiana del tesoro de su marido fallecido trágicamente y de sus antecesores que en la actualidad lleva la explotación ganadera en la finca “Lo Álvaro” en la localidad sevillana de Castillo de las Guardas, en el mismo corazón de la sierra de Aracena. Allí los toros tienen sus cuidados e incluso se acogen a la sombra artificial de unos sotechados instalados en las pesebreras a una altura justa para conseguir que el animal disponga cuando los duros calores aprietan, e incluso unos artilugios de cepillado artificial y rascado con ducha incluido, dando sentido a la veneración y dedicación que se tiene en esta casa ganadera al ganado de lidia.

PÁNICO EN EL RUEDO Y EN EL CALLEJÓN Y BRAVURA “NÚÑEZ”.

En más de una ocasión suelen hablar los aficionados de la falta de casta de toros y novillos en esos festejos anunciados y celebrados en pueblos y ciudades de la geografía española. Toros con poco fuelle, escasos de fuerza, de impecable fachada pero de bravura y raza ausentes, pasando al siguiente tercio sin castigar en varas y si se hace, aplicada la puya con demasiada dulzura y suavidad para no quebrar más al animal. Bien es verdad que esta suerte, la de picar, casi, casi se está desterrando de los ruedos por esas modas increíbles y extendidas de silbar al picador nada más aparecer en su jaco para cumplir con una de las suertes que mide, potencia y fideliza la bravura en los toros.

EN LA TAUROMAQUIA, NI PROHIBIR NI IMPONER.

Amplia y generosa tarde en el acto convocado hoy en Valladolid donde el subsecretario del Ministerio de Cultura y Deporte Fernando Benzo a quien acompañaba en la mesa la Consejera de la Junta de Castilla y León Alicia García y el Secretario del mismo departamento José Rodríguez Sanz Pastor para descorrer el cerrojo e inaugurar las XIX Jornadas taurinas de Castilla y León.

Entre los asistentes destacó sobremanera la presencia del maestro Santiago Martín El Viti, a quien acompañaba Gonzalo Santonja, el director del Instituto castellano leonés de la lengua así como miembros redactores e intervinientes del Plan estratégico de fomento y protección de la Tauromaquia “Pentauro”;

MUERE EL GANADERO SALMANTINO JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre quienes le conocían. La muerte del ganadero salmantino José Manuel Sánchez, una figura emblemática del Campo bravo. Ganadero propietario de los hierros de Castillejo de Huebra, Sánchez Cobaleda, Terrubias y José Manuel Sánchez, el último genuino “tratante” que quedaba con clase en Salamanca. A lo que él siempre respondía: “Jodío, y si no estás muerto”. Su obra ganadera queda en el campo charro como una de las más significativas y emprendedoras de las que se llevaban a cabo en sus explotaciones agropecuarias de ganado de lidia.

LA SUERTE DE PICAR YA CASI SÓLO SE VE EN ALGUNAS NOVILLADAS.

La lidia de toros, degenerando, degenerando en remedo de aquella puntillosa contestación de Belmonte cuando le preguntaron por qué un subalterno suyo había llegado a gobernador civil, está en estos momentos con una falta muy notable que entre los aficionados no pasa desapercibida, aunque en el resto del público que acude a los toros, a pasarlo bien, a divertirse y a emocionarse con un diestro, con sus ojos, su cuerpo, su acción o con su taleguilla sea algo que está pasando a beneficio de inventario. Me refiero a la suerte de varas y su ejecución.

En el opúsculo último de Tierras taurinas que edita el buen aficionado francés, estupendo conversador y mejor persona que es André Viard se analiza con la profundidad requerida la suerte de varas, la e

ACERCAR LOS TOROS A LOS MÁS PEQUEÑOS, UN JUEGO DE NIÑOS.

Raro era el pueblo, el momento y el lugar en donde los chavales no jugaran al toro por sus calles, como uno más de los múltiples juegos que había entre los infantes antes de entrar la técnica formidable de viodeoconsolas, televisiones de plasma, imágenes y sonido absorbentes y el cambio de costumbres entre los seres humanos, con padres supreprotectores y cuidadosos de objetos con los que podían jugar y no sus hijos con otros niños.

LA VIRGEN Y SAN ROQUE, LOS SANTOS MÁS TOREROS.

Hay un dicho entre los taurinos que hace referencia a la actividad el 15 de agosto de todos los toreros y que no valora debidamente a todo aquel que ese día se queda en casa sin participar en ningún festejo. Si el 8 de septiembre trae el colofón más destacado a las ferias del año con la lidia del mayor número de toros en pueblos y ciudades, es la Virgen, en su advocación de la Asunción de Nuestra Señora, y el santo curandero de llagas, heridas y peste, San Roque, quienes conforman la pareja de más relumbrón taurino en el orbe de España.

LA INMEDIATEZ ROMPE LA MAGIA EN LA INFORMACIÓN TAURINA.

Y la seducción de la palabra. Porque eso es la extraordinaria herramienta que tenemos a nuestra disposición ahora mismo. Las llamadas redes sociales como twiter o facebook por citar las más conocidas y populares utilizadas por la gente, por todos nosotros, están dando al momento prácticamente el resultado de una novillada o corrida de toros, como si este espectáculo tuviera que tener el mismo tratamiento informativo que el fútbol o los deportes de masas.

ANDRÉS VÁZQUEZ: EMOCIONADO Y EN MAESTRO, POR LA PUERTA GRANDE EN SU TIERRA.

Entretenido el largo festival taurino con picadores que se prolongó por espacio de tres horas de reloj celebrado en el Coso taurino de Zamora ante media entrada del aforo con un público generoso, animado y reconocedor de una obra hecha por el diestro de la tierra, Andrés Vázquez y donde se indultó a un novillo de Zalduendo, de nombre “Veneciano”, de 375 kg de peso, corrido en cuarto lugar y lidiado por Javier Conde. Poco le bastó a la presidencia del festejo para exhibir el pañuelo naranja, contagiada como estaba del fervor popular, del gusto y duende gitano al que había llevado el malagueño con su larga faena al ejemplar de Zalduendo.

JUAN JOSÉ PADILLA, TORERO DE RAZA Y ENTREGA.

Conocí a Juan José Padilla en una de sus múltiples tardes de intervenciones toreras allá en la localidad burgalesa de Roa de Duero, cuando aún no había recibido la fatalidad en su cuerpo con forma de fea cornada, propinada en Zaragoza, que le dejaron en el estado físico mermado en que hoy se encuentra. Una recuperación médica y psíquica ágil, rápida y consistente dieron al hombre vuelta a su ilusión por seguir en la brecha y en la brega de cada día en la profesión que lleva en el alma, que le gusta y para la que vive, siente y piensa: El toreo.

EL TORILERO, MAJEZA Y AFICIÓN.

En todas las plazas de toros hay una persona encargada de abrir la puerta de toriles para que la res salte al ruedo y comience la lidia. Es el torilero, cuya función poco especializada en esto de la fiesta, quien tras descorrer el cerrojo del llamado portón de los sustos, abre la puerta para que el toro, desde la oscuridad del chiquero, acceda por la manga o pasillo, a la claridad diáfana del coso taurino en un contraste de oscuridad y luz que altera en ocasiones su comportamiento y le sorprende.

ANDRÉ VIARD, SIN PELOS EN LA LENGUA.

No se puede decir que André Viard se esconda ante los problemas que acechan cada día al mundo de los toros. Ni mucho menos. Este francés que fue torero y no de los del montón, sino conocedor de las suertes y que aplicaba muy bien los conocimientos taurinos, anda por ahí dando conferencias en los sitios en los que se requiere su presencia y esparce además en el tiempo de trabajo la difusión de la fiesta en sus obras editadas bimensualmente, con el nombre español de Tierras taurinas, formidables opúsculos de investigación, tratado de toros, encastes, faenas, historias y contenido singular que todo buen aficionado debe conocer.

Y TÚ… ¿QUIERES SER TORERO?

Oír eso de que un muchacho acaba de subir el primer peldaño para llegar a ser diestro torero, convirtiendo en realidad una ilusión de varios años atrás, cuando embutido en su primer traje de luces, se dispone a hacer el paseíllo en una plaza, llega a completar un estadio a quien escucha que realmente merece la pena apreciar y conocer. Muchos son los llamados y pocos los escogidos en palabras del evangelista quien a su vez las recoge de labios de Nuestro Señor Jesucristo y que viene al final a colocar a ese amplio elenco de principiantes que echan a andar en esto de la Tauromaquia por plazas y campos, tentaderos y corraletas, haciendo tapias o entrando a dar unos muletazos a un res por obsequio generoso de su propietario, con toda la ilusión del mundo y