13 junio, 2021

José Barreda/La Puntilla Castellón

EL KIKIRIKͅ ARTE Y ROMANTICISMO.

Se despidió Pepe Luis Vázquez. O mejor, volvió para despedirse. Su amigo el Comandante Dorado, uno de los pocos románticos que quedan en el toreo, le montó un festejo de campanillas con Morante de compañero. Casi ná. Es de esos carteles que, como dijo el de la Puebla, ningún aficionado debería perderse. Y, claro, el llenar solo un tercio de plaza en Utrera, cuna del toro al lado de Sevilla, nos da una idea de cómo andamos de afición en estos tiempos. En fin, una pena. Ya en la arena, el hijo de Pepe Luis pudo dibujar algunos derechazos de seda, suaves caricias reflejo de un tipo de tauromaquia en clara vía de extinción.

EL KIKIRIKÍ… LAS PRISAS DE FANDIÑO.

Dos apuestas, dos, en apenas un mes. Ivan Fandiño, torero de Orduña lanzado a las Ferias por obra y gracia de Madrid acaba de encerrarse en solitario en dos plazas de primera, Bilbao y Valencia. La gesta, valiente y decidida, ha tenido división de opiniones entre la afición. Una afición que se quedó en casa, inclemencias meteorológicas al margen, y no arropó al vizcaíno en sendas actuaciones. A cuarto de plaza por paseíllo con demasiado cemento a vistas de todo el mundo, empresarios taurinos incluidos. Un cemento que, sin embargo, no ha causado demasiada sorpresa y que debió ser advertido de antemano tanto por él como por sus mentores puesto que se trata de, por ahora, alguien poco conocido entre el público más generalista, sin demasiado tirón taquille

EL KIKIRIKÍ… LA ECONOMÍA DE JT.

Pasó ya el día H, el primero de las tres comparecencias en la micro-temporada de José Tomás. Parece ser que el espectáculo fue grandioso y que no hubo decepción alguna para los devotos que peregrinaron hasta Badajoz. La frialdad del video si deja claro que ahí hay algo diferente, que cada año aporta cosas nuevas y que si hay motivos que justifican parte importante de la locura que genera. Se mantiene el mito y queda intacta la expectación para las dos próximas y últimas comparecencias.

EL TORERO DEL SIGLO XXI. JOSÉ

Pasó Sevilla. Decepcionante en su mayor parte a excepción del taco de Manzanares y el buen tono de Talavante. Del resto, casi todo gris, triste y avivando un poco más el pesimismo que invade a demasiados aficionados. Incertidumbre para una Fiesta anclada en el pasado que no conecta con el presente y menos todavía con el futuro. Casi nadie parece enterarse de por dónde deben ir los tiros para intentar sacar un poco la cabeza. La excepción más evidente también tiene un mismo nombre, Manzanares.

LO DE LAS VENTAS… EL PLIEGO NO CONVENCE.

Ya es oficial. Este lunes se dieron a conocer las líneas maestras del que será en nuevo pliego de la Ventas.
Está en juego la gestión de la primera plaza del mundo para los próximos tres años, renovables en prórroga por dos más. Es ó debería haber sido importante y crucial para el futuro de la Fiesta.
A la hora de la verdad la cosa ha quedado a medias o por lo menos bastante por debajo de lo que debería esperarse. Lo más llamativo es la rebaja del canon pasando de 3,6 millones de euros a 2,3 y la subida del precio de las entradas en un 5%.