21 septiembre, 2021

Manuel de Haro González

EL CABALLO DE LA PICA.

Esta es la historia de dos caballos, dos equinos, dos destinos, dos caminos, que por esas cosas raras de la vida habían nacido en el mismo potrero, en la misma caballada, de la misma camada. Ahí los dos compartieron sus primeros paisajes al abrir los ojos en la misma comarca, también sus primeros escarceos, juegos, corretizas, mordidas y patadas juveniles. Les tocó el mismo panino los mismos truenos, tormentas, lluvias y lunas nuevas. Los dos pegados siempre a la chichi de la madre junto a la cuál iban, venían, se echaban a dormir, compartían con la yeguada las aguas y los pastos de aquella tierra tan rica, fértil y bella como la pampa. Así llegó el tiempo del destete, cada chango a su mecate, cada camino a su destino, cada quién tomó su vereda.<