12 junio, 2021

Manuel Madrid Delgado

ALCALDE VALIENTE, TORERO COBARDE.

Había compuesto la Comisión de Fiestas un cartel de lujo a la Feria de San Miguel: el sábado 1 de octubre de 1927, “El Niño de la Palma”, Félix Rodríguez y Vicente Barrera despacharían en el coso de San Nicasio seis toros del conde de Santa Coloma. Ahí era nada.
El caso es que la madrugada del 28 de septiembre se desencajona las reses, mezcla de Saltillo y Parladé, y muchos aficionados asisten al acto.