25 julio, 2021

Sergio Martín del Campo Rodríguez

TRES SOBERBIAS YUNTAS DE TEÓFILO GÓMEZ

Teófilo Gómez y Enrique Ponce son dos nombres que se han visto unidos en muchos carteles en la geografía de lo que nos queda de República Mexicana.

Ambos son acérrimos enemigos de la fiesta brava, y han hecho de ella una parodia lamentable.

Ponce, “El Pinchador de Valencia”, es alérgico a la casta y los dueños de la dehesa acotada por lo consiguiente.

Ayer tarde en el coso Monumental aguascalentense, que registró casi los tres cuartos de entrada, vivimos una tauromaquia -si así se le puede llamar a ello- castrada, sin emoción, carente de ese sentido y de esa sabia trágica que solamente se da con la bravura de las bestias y la hombría de quienes la enfrentan.

FERRERA, TORERO DE OTRO COSMOS

Más de la mitad del graderío se cubrió por un público que salió impactado de la cuarta corrida de la Feria de San marcos. El motivo, un Ferrera impresionante, distinto, espiritual y de dimensiones desconocidas. La faena a su segundo, sin duda, ha sido una de las más estrujantes de cuantas se hayan realizado en la historia del edificio taurómaco de la “Expo-Plaza”.

Para esta función de toros, se anunciaron bureles de Begoña, aunque en el ruedo aparecieron cuatro quemados con la marca de la casa hermana, Santa Teresa (primero, segundo, quinto y sexto) y solo dos de los programados (tercero y cuarto).

EXITOSA FUNCIÓN PARA LA TERCIA DE ACTORES

Hay ocasiones que a los que figuran les da por salir de su zona cómoda y condescienden a lidiar astados de ganaderías que crían reses con casta.

El cartel propuesto por la empresa dejó los talonarios del boletaje agotados; como feliz consecuencia, la Plaza Monumental de Bailleres se anotó una entrada de lleno hasta los fortines. Esto durante la tercera corrida del Serial Taurino San Marcos 2018.

EL INGRATO ENCIERRO DE XAJAY ANESTESIO LA SEGUNDA TARDE

La “Gigante de Expo-Plaza” se anotó en sus albos escaños apenas un punto arriba del cuarto de entrada. Esto para dar curso a la segunda función del serial San Marcos 2018.

la empresa, en diligencia comercial, adquirió un encierro quemado con la efigie ganadera de Xajay, cuya presencia reveló la doble moral del criador Javier Sordo Bringas. Esta partida de hasta siete ungulados aparecida en el circular escenario, se evaluó de cabalmente terciada. Hubo verde, amarillo, naranja y hasta entre azul y buenas noches. Incluso al salir al redondel el segundo y el quinto, se escucharon protestas en altos decibeles emitidas de la garganta del inconforme cotarro, que en justicia repelía la falta de seriedad y categoría del patrón del criadero queretano.<

INTERESANTE NOVILLADA SIN OREJAS

A todos aquellos a los que nos emociona la bravura, teníamos esperanzas -bien sostenidas- de que la partida de La Antigua, dehesa de Jorge de Haro, quien pertenece a una estirpe acendrada como criadora de ganado de lidia, ofrecería un juego formidable, dentro de la raya de la casta; no obstante, si la función no pasó desapercibida fue por la disposición y entrega de los alternantes, pues de los bien presentados utreros, despachados por el personaje mencionado, ninguno pudo evaluarse como genuinamente bravo a pesar de que todos recargaron al ser requeridos por los varilargueros.

LASTIMAN EL PRESTIGIO DE LA SAN MARCOS

Los llamados “antitaurinos” ya nos pueden tener sin el menor cuidado. Quienes con puntería escalofriante dañan a lo que nos queda de la fiesta, a veces brava, son quienes están sumergidos en ella.

Al sistema que éstos forman –”cronistas” paleros, apoderados ventajistas, “ganaderos” que prácticamente han hecho desaparecer la casta y toreros punto más que antiéticos y con sobradas comodidades, impiden a costa de lo que sea la rivalidad en los ruedos, entre otras tóxicas hierbas-, hay que agregar jueces que, además de no sostener un criterio equilibrado, acusan el síndrome del paisanaje, como el que despacha en el balcón del más que centenario e histórico coso San Marcos de Aguascalientes

UNA OREJA PARA EL EFECTISTA LAGRAVERE

Coso San Marcos de Aguascalientes en cuyo círculo arenoso se dio la sexta novillada de la campaña este domingo a las cinco de la tarde. Los escaños del rancio edificio taurómaco, para esta función, se vieron ocupados apenas en su mitad.

Ahora le correspondió al patrón de la dehesa jalisciense de Rosas Viejas, don Fernando Topete Cevallos, desembarcar seis novillos desiguales en cuajo, presencia y tipo. Pero en juego hubo tres ejemplares de esos que alegran y sobre todo emocionan a los aficionados aquellos que aún aprecian la bravura: cuarto, quinto y sexto.

GUTIÉRREZ BURILA LA FAENA DE LA TEMPORADA

De ladrillo, de adobe y de bloque mandó el encierro el amo de San Martín, Alberto Bailleres; esto para dar curso práctico a lo que fue la quinta función de la temporada en el coso del barrio de San Marcos en la capital aguascalentense, que ahora se vio con el graderío disminuido en público. Lleno en el departamento sombreado y medio aforo en el económico anótese para el registro del inmueble.

AURICULARES PARA FLORES Y BILBAO ANTE FORMIDABLES UTREROS DE CORTINA PIZARRO

“Solo los libros sacarán de la barbarie a los pueblos”, sentenció el agudo pensador mexicano José Vasconcelos; y solo la bravura sacará de la crisis a la maltratada fiesta, podríamos afirmar sin temor en estos tiempos en que la tauromaquia se ha convertido en pasarela de modelos que hacen labores estéticas, sin duda, pero ante novillotes venidos a más, y mansos-mensos que asesinan la emoción trágica, esencia natural de esta tradición que prácticamente ha sobrevivido medio milenio en lo que aún llamamos patria.

ESTUPENDA CARTA DE VISITA DE RICARDO DE SANTIAGO

Muy pocos boletos habrán quedado en la taquilla del coso San Marcos de Aguascalientes, pues a la hora del despeje de cuadrillas, en el tendido soleado apenas se veían algunos huecos insignificantes. Sombra a reventar.

El ánimo estuvo en lo más alto del mástil para esta tarde, tercera de la temporada de pre-feria.

Para dar curso a la función, los amos del Garambullo desencajonaron seis utreros cuajados, fuertes, de muy buenas pilas, pero la labor forrajera y la buena crianza fue mancillada con el pésimo juego de sus pupilos.

UN AURICULAR A LA CUENTA DE HERMOSILLO

El público está empapado y bien penetrado en el mundo de los toros. Esta entusiasta, ingenua muchas veces, y noble clientela, como consecuencia, cubrió en su totalidad los escaños del añoso coso del barrio de San Marcos de Aguascalientes. Lleno hasta los fortines, debió registrar en las fojas de su historia el querido edificio.

Para el efecto de la función, segunda del ciclo, se propuso una partida de seis utreros quemados con la efigie ganadera de San Martín, otrora criadero de Pepe Chafik, y hoy propiedad del poderoso Alberto Bailleres quien así hizo dos papeles esta tarde: empresario poderoso y ganadero.

LAS PRIMERAS OREJAS, A LOS PUÑOS DE ROMÁN

Plaza vieja del barrio de San Marcos en la capital aguascalentense. Su estanquillo de boletos quedó prácticamente vacío y como consecuencia los escaños se cubrieron en su totalidad.

Trato de la primera novillada de la campaña, aperitivo de la pretensiosamente llamada feria “más importante de América”.

Para el motivo de esta función, la poderosa empresa mercó a los patrones de Cerro Viejo un encierro desnivelado en tipo y sin trapío, por demás modestos de cuerna

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Para los aficionados que poseen una memoria que funciona normalmente, lo que sucedió en la primera función del LXXII Aniversario de la vieja plaza de la “Ciudad de los Deportes” fue un resultado normal.

El sólido petardo ganadero, en el momento mismo de la pésima compra-venta de las reses, estaba reciamente declarado. Luego, al imprimir el cartel, se anunció públicamente con pipa y guante.

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Con tanto hombre (animal macho con órganos sexuales internos y externos normales) que pretende hacer funciones de mujer, y tanta mujer (animal hembra con órganos sexuales internos y externos normales) que pretenden realizar funciones de hombre, con un sistema taurino irreflexivo, soberbio y egoísta y un entramado político hipócrita, siniestro e involutivo, ya no se sabe si reír o llorar.

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

La poderosa e inflexible empresa, dueña intolerable de la fiesta, muy pocas veces brava, que nos va quedando en México, “Tauro Plaza México” advirtió que sorprendería con la segunda parte de la campaña 2017-2018 en la vieja plaza de la calle Augusto Rodín; esto al presentar el primer bloque de la misma.

Y no se equivocó, cumplió cabalmente con lo prometido, pues si alguien todavía pensó sanamente que los carteles guardarían congruencia con un lógico dinamismo que generara rivalidad y frescura en las combinaciones, la oferta ya oficial provocó el desencanto casi total entre los aficionados, toda vez que la fórmula usada para concretar las combinaciones, resulta insultante y ofensiva, con el agregado de un egoísmo para con el espectáculo, voraz

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Con una tercia de espadas marginados, que imposible se ve puedan alternar con los que figuran y en combinaciones que generen competencia y emoción en los escaños, se dio la séptima corrida de la campaña 2017-2018 en la vieja y cada vez más sola plaza de la “Ciudad de los Deportes”. Únicamente falta el cartel absurdo y ocioso con tres jinetes que, lamentablemente, provocarán una entrada como para sentarse a llorar.

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

El rey de los astros iniciaba a esconderse atrás de los recortes de las montañas; aquellas duras, agrestes, hermosas, pendencieras y retadoras de la faja zacatecana. El tentadero de piedra, su atmósfera y su polvoso suelo habían quedado dorados por los mensajes de lumbre y luz que había remitido, y la última becerra de una extenso versículo aún tenía fuerzas y casta para seguir embistiendo.

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Los museos cultivan, conmueven, desatan la imaginación, promueven, inquietan, educan e iluminan el alma.

Un día, alguien creyó que sería de mayor provecho vender las valiosísimas piezas que componían la colección Domecq; entonces, sin dilación, se puso a subastarlas y así, dramáticamente, invaluables objetos charros y taurinos se atomizaron y fueron a parar a colecciones particulares en quien sabe que domicilios.

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Si oficialmente México logró su Independencia en 1821, muy pronto pseudopolíticos se encargaron de endosar la “nueva patria” al imperio Yanqui. Esta apuesta se siguió reiterando, “sin que se notara”, en los sexenios pasados y aún, presentes.

Si la fiesta brava mexicana tuvo independencia y durante la llamada “época de oro” había una cabal competencia entre nacionales y extranjeros, posteriores organismos se encargaron de entregarla para su beneplácito, a los extranjeros, específicamente a los españoles y a su soberbio y déspota sistema.