MIGUEL ÁNGEL PERERA MEJORA DENTRO DE LA GRAVEDAD DE SUS PERCANCES.

Ya instalado en la clínica, “Virgen del Mar”, Miguel Ángel Perera muestra una franca recuperación al ser examinado la mañana de este sábado por el doctor Reparaz Asencio. El riego sanguíneo en la anatomía del muslo herido es el normal y la fiebre no ha aparecido como suele temerse a las primeras horas posteriores a cornadas de esta magnitud. La fuerte contusión de la arteria lastimada es la mayor preocupación de los galenos y no se da por descartada una posible infección por tratarse de la penetración de un asta y los antibióticos preventivos están cumpliendo con su correcto cometido. Para conocer el buen resultado de las intervenciones quirúrgicas y medicamentos deberán de pasar al menos ocho días. Por lo mismo, los contratos americanos pendientes están a la espera de la evolución y mejoría del torero.

Author: Boletín de Prensa

Deja un comentario