TOROS SIN TOREROS.

En la cuarta de “San Isidro” se han lidiado cinco toros de “Los Recitales” y uno, el quinto, de “Fernando Peña”… Todos los astados se han caracterizado por un buen recibimiento de capote, mediocre pelea en varas y un claro descenso de su rendimiento a lo largo de la faena de muleta. No obstante, han permitido un lucimiento a los diestros en sus faenas, aunque alguno de ellos no lo haya aprovechado… El jienense “Curro” Díaz ha podido demostrar su plasticidad y su estética torera, aunque ambos toros se le han venido abajo y no ha rematado ninguno con una buena estocada, sino más bien haciendo guardia y con un bajonazo, respectivamente. Pitos ha sido el resultado en sendos toros… Iván Vicente simplemente no ha estado. Ha pegado buenos pases pero le ha hecho falta transmisión y recordarse a sí mismo que es Madrid y que hay que sentirse torero. Se ha empeñado en torear con la mano derecha a su primer toro cuando le pedía la izquierda. Tampoco ha rematado ninguna de sus faenas. Su resultado ha sido silencio y división de opiniones… Por último, Ambel Posada ha destacado por su disposición y sus ganas de triunfar. Ha sabido sacar pases de su lote pero ha faltado transmisión por parte del toro y ha sobrado nerviosismo por parte del espada. Al igual que sus compañeros, no ha estoqueado correctamente a ninguno de sus astados y ha enfriado al público… El buen toro no ha tenido torero y el torero dispuesto no ha tenido suficiente toro. Ésta ha sido la cuarta del ciclo isidril con casi el lleno.

Author: Alicia Guillem. Correponsal en Barcelona

Deja un comentario