HARO… LA EMPRESA DIRÁ EL VIERNES EL SUSTITUTO DE JULIO APARICIO.

Rafael Castellanos: «Todavía no nos han confirmado oficialmente que el torero no vaya a venir».
El nuevo empresario de la plaza de toros de Haro, Rafael Castellanos, no ha decidido todavía el nombre del sustituto de Julio Aparicio para la corrida del próximo día 6 de junio, en la que el torero herido el viernes en Las Ventas iba a compartir cartel con Jesulín de Ubrique y el novillero de Campo de Criptaza, Ciudad Real, Rafael Castellanos, hijo del propio empresario: «Oficialmente, nadie nos ha dicho todavía nada de que no vaya a venir el torero a Haro. Me imagino que con los momentos que están viviendo no se han planteado el asunto y por eso yo no puedo ni debo anunciar nada al respecto».
El empresario manchego, no obstante y a pesar de que no quiere lanzar ningún nombre, asegura que «el próximo viernes tengo la intención de anunciar el matador de toros que reemplace a Julio Aparicio. Lo que sí que puedo decir es que se tratará de un diestro de similar categoría y que el cartel quedará perfectamente rematado».
Por otra parte, según el último parte médico emitido por el Hospital 12 de Octubre, al diestro se le ha retirado la cánula de traqueotomía que se le tuvo que poner tras la segunda intervención que se le practicó en la madrugada del viernes al sábado. Además, ha sido trasladado a planta, ya que evoluciona favorablemente y presenta un pronóstico menos grave al del fin de semana, cuando fue tan dramáticamente herido por el toro de Juan Pedro Domecq en la plaza de toros de Las Ventas.
El último parte oficial firmado por el doctor Montalvo, Jefe de Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital Doce de Octubre de Madrid, indica que «el paciente Julio Aparicio Díaz ha sido trasladado a planta desde la Unidad de Vigilancia Intensiva del Hospital Doce de Octubre de Madrid después de habérsele retirado la cánula de traqueotomía, presentando en el momento actual una evolución favorable de todas sus lesiones».
Su banderillero de confianza Rafael González, que está ejerciendo de portavoz de la familia de Julio Aparicio, ha explicado a diversos medios informativos que el torero se encuentra «tranquilo y ha podido dormir. La evolución es favorable, sigue sin poder hablar todavía y aún necesita mucha tranquilidad y ninguna emoción fuerte, por eso le están visitando sus familiares más cercanos». El matador fue operado primero por el cirujano jefe de Las Ventas, Máximo García Padrós, que le intubó y estabilizó en la misma enfermería de la plaza. Posteriormente fue trasladado al Hospital 12 de Octubre, donde se le llevó a cabo una intervención de seis horas.

Author: Pablo G. Mancha. toroprensa.com

Deja un comentario