DOS OREJAS A PLAZA LLENA EN TEXCOCO PARA PABLO Y SALDÍVAR.

Texcoco, Edo. de México.- La sexta corrida de la Feria de Texcoco se ha dado con un gran lleno en la plaza de toros “Silverio Pérez”, donde por fallas con la espada solo se cortaron dos orejas, una para Pablo Hermoso de Mendoza que perdió por lo menos unas tres orejas y posiblemente hasta un rabo de no haber pinchado a sus dos toros de Los Encinos, que por cierto fueron buenos los dos, premiándose con arrastre lento al segundo, dando vuelta al ruedo Pablo Hermoso con Adolfo Martínez Urquidi en representación de su hermano Eduardo ganadero de Los Encinos y Pablo llevaba la oreja que se le otorgó a pesar de haber pinchado en dos ocasiones. Antes había estado enorme con su primero mostrando su maestría al colocar rejones, banderillas largas, cortas y a dos manos, pero lo pincho, metió una trasera y otra más que termino con el buen toro de Los Encinos.

Fermín Spínola ha tenido dos enemigos nada propicios para el triunfo de la ganadería de Santa María de Xalpa, que como todo el encierro, estuvieron bien presentados todos aunque flojearon tres de los cinco lidiados por uno de regalo que también se apago pronto.

Spínola se esforzó contra el viento y las pocas condiciones de sus toros, incluso en un momento de su segundo toro, el público se dio a hacer la famosa “ola” en plan de diversión, cuando se estaba jugando la piel e incluso se metió entre los pitones para hacer que el público volteara a verle, aún así no consiguió el triunfo que deseaba y pincho a este igual que a su primero, quedando en silencio su actuación.

Arturo Saldívar ha cortado una oreja también, gracias a su entrega y a que se metió entre los pitones de sus toros, consiguiendo la oreja de su primero al que le hiso faena variada y a base de ese toreo variado a la mínima distancia y haciendo el toreo también valiente de hinojos, que aunque pincho una vez arriba antes de la estocada definitiva, se le otorga merecida oreja. Posiblemente también le hubiera cortado otra a su segundo, con el que se empleo a fondo, hasta ir de menos a más y terminar por torearle de hinojos por derechazos, sonando el himno de Aguascalientes “Pelea de Gallos” y por desgracias pincha este toro, pero decide regalar uno más de la misma ganadería con el que sentí habría de venir la gran faena, sin embargo poco duro el toro y el gozo se fue al pozo.

Author: Alfredo Florez. Director de toriles.com

Deja un comentario