LA FINANCIACIÓN ANTITAURINA, AL DESNUDO

Cientos de miles de euros entran desde Holanda a través de ‘CAS International’ para financiar actividades antitaurinas
‘La financiación antitaurina’, al desnudo. Así se titula un trabajo publicado por la plataforma ‘La Economía del Toro’, que ha desvelado que una organización llamada ‘CAS International’, con sede en Holanda, financia diferentes iniciativas que tienen como fin acabar con las corridas de toros en España, Portugal y en todos los países taurinos de Hispanoamérica. Y es que la sospecha de que estas acciones cuentan con respaldo financiero llegado de otros países quedaron confirmadas cuando se demostró que el activismo antitaurino en Cataluña contaba con el apoyo de la fundación FFW, con sede en Suiza. El Observatorio de las Culturas Taurinas, que dirige André Viard, ha reforzado estas informaciones, elaborando diferentes estudios que subrayan los cientos de millones de euros que «maneja el ‘lobby’ animalista a nivel global». Datos al descubierto Tras meses de trabajo, dicha plataforma taurina ha conseguido acceder a la Memoria Financiera 2013 de ‘CAS International’, una organización que consigna miles de euros a todo tipo de ataques contra la tauromaquia. Así, por ejemplo, en el año 2013 contó con unos ingresos de 245.000 euros y financió actividades antitaurinas por valor de 228.000 euros. «Asumiendo una cifra similar para los últimos cinco años, se puede hablar de 1,14 millones de euros inyectados en los países taurinos para luchar contra el toreo», explica Diego de la Cruz, co-fundador de ‘La Economía del Toro’ y su portavoz. Otras acciones de ‘CAS International’ han sido el gasto en ‘lobby’ político y legislativo que asume esta organización y que llega a 37.000 euros. Además, ha destinado 25.000 euros en campañas dirigidas a recibir donaciones de herencias. A nivel internacional, promueven boicots comerciales contra la fiesta a través de un ‘embargo turístico’, al que consignan 30.000 euros. La ‘newsletter’ de la organización cuesta 9.000 euros anuales y presupuesto para desplazamientos se lleva 6.300 euros. Cada año, ‘CAS International’ invierte 25.000 euros en eventos o actos antitaurinos, así como 4.000 euros en manifestaciones o 60.000 euros en campañas de comunicación contra los toros. Su dirección gana 45.000 euros anuales; el número dos cobra 28.500 euros por ejercicio y el coordinador de campaña recibe 31.000 euros por temporada. En total, el personal de ‘CAS International’ recibe 90.000 euros en sueldos. En 2013, sus acciones de ‘lobby’ contra la tauromaquia se centraron en atacar a la Fiesta ante el Parlamento Europeo, la Xunta de Galicia, la UNESCO… así como el Parlamento del Perú y otros países de Sudamérica. La Federación Portuguesa de Tauromaquia, ‘Prótoiro’, también ha asegurado que este tipo de financiación llegada del extranjero también existe en Portugal, lo que confirma la amenaza global que supone este ‘lobby’ animalista para las corridas de toros. André Viard explicó hace dos semanas en el I Congreso Internacional de Tauromaquia que «el dinero para prohibir la tauromaquia en Cataluña vino desde Suiza; de allí llegaron los profesionales que trabajaron a tiempo completo durante cuatro años, mano a mano con los políticos que acabaron prohibiendo los toros». En Francia el Observatorio de las Culturas Taurinas ha creado un plan privado para la defensa de la fiesta. No recibe ninguna ayuda pública para ello y la idea es que el público aporte un uno por ciento al fondo que financiará este plan; además de empresarios, toreros y ganaderos, que harán lo propio.

La empresa y el ganadero El empresario taurino Nacho Lloret también profundizó en dicho congreso en las medidas de defensa que puede tomar el propio sector: «Un déficit de la industria taurina es que hasta muy recientemente no hemos tratado el toreo como patrimonio cultural. La fiesta ahora sí está reconocida como tal, una noticia impensable hace unos pocos años; ahora hay que dar más pasos hacia adelante, pasando a gestionar el mundo del toro como una industria cultural que apuesta por el futuro y sabe responder a los retos de la sociedad actual. Hay que contar lo que genera el mundo del toro en términos de riqueza económica. Las ferias son un gran evento para muchas ciudades de España. Pensemos que en Madrid a lo largo de un mes, San Isidro convoca a diario unos 25.000 espectadores». El ganadero Victorino Martín también denuncia la discriminación fiscal que sufre el ganado de lidia: «Y todo ello con las numerosas trabas con las que cuenta. ¿Sabía usted que un toro destinado a la lidia se grava con un 21 por ciento y si es para carne con el 10? El toro de lidia es el único producto agrario de ganadería extensiva que paga un 21 por ciento de IVA, porque nos consideran como un servicio no como una explotación», explicaba Victorino en el diario ‘Abc’ hace unos días.
Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja.

Author: Pablo G. Mancha. toroprensa.com

Deja un comentario