MORANTE: “LA GRAN NOTICIA ES QUE MÁLAGA HA CAMBIADO DE PRESIDENTES

Morante de la Puebla fuma un puro en la plaza de Antequera. DANIEL PÉREZ (EFE)

“Me van a permitir, pero lo importante hoy aquí no es la reinauguración de la plaza, la gran noticia es que Málaga ha cambiado de presidentes; a mí no me importan las orejas, lo importante son los reconocimientos. Quiero que el aficionado disfrute, y para eso es necesario un toro apropiado”.

El torero agradeció a la Junta de Andalucía que “haya escuchado a los profesionales”

Con estas palabras sorprendió ayer el torero Morante de la Puebla al numeroso público que asistió en un hotel malagueño a la presentación del cartel de la corrida que abrirá este año la feria taurina el próximo 14 de agosto para celebrar la reinauguración de la plaza de toros de Málaga tras las obras de rehabilitación,.

El diestro sevillano estaba acompañado por sus dos compañeros de cartel, Enrique Ponce y Javier Conde, en un acto que estuvo presidido por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, el presidente de la Diputación Provincial, el secretario general de Interior y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía y el empresario taurino José Carlos Escribano.

Delante de todos ellos, Morante restó importancia a la reinauguración del coso taurino, -que ha sido objeto de una profunda remodelación para transformarlo en un gran centro cultural, y se ha recuperado la imagen original del edificio-, para hacer hincapié en el cambio de los dos presidentes con los que algunas figuras han mantenido serias divergencias sobre la presentación exigible de los toros en una plaza de primera como es Málaga.

La Junta de Andalucía decidió cesar a finales de abril a Ildefonso Dell’Olmo y Ana María Romero, que ejercían sus funciones en el palco desde 2009 y 2007, respectivamente, y nombrar en su lugar al periodista y crítico taurino Antonio Roche y al doctor Carlos Bueno, jefe de los Servicios Médicos de la Diputación de Málaga.

Se da la circunstancia de que en el mes de julio del año pasado, cuatro asociaciones profesionales taurinas presentaron un escrito ante el Ministerio del Interior en el que pedían la recusación de Ana María Romero, a la que acusaban, entre otras cosas, de arbitrariedad en los reconocimientos veterinarios de las corridas y animadversión hacia las figuras y hacia ciertos ganaderos.

El texto lo firmaron los representantes de la Unión de Toreros (Juan Diego), la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET) (Simón Casas), la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros (UNPBE) (David Prados) y la Asociación Nacional de Mozos de Espada (ASNAME) (Luis Rodríguez Adame).

Por su parte, la afectada desmintió entonces a este periódico que hubiera tenido enfrentamientos con las figuras más reconocidas ni que rechazara más toros que los demás presidentes. “Málaga es plaza de primera desde 2006 y, quizá, algunos taurinos se resisten a aceptar que han aumentado las exigencias”, explicó.

Días después, la Junta de Andalucía apoyó públicamente a la presidenta; a pesar de ello, se mantuvo el sistema de turnos entre los dos presidentes, y Ana María Romero no presidió los festejos en los que estaban anunciadas las figuras. Meses más tarde, con un nuevo gobierno autonómico, ha sido cesada.

Quizá, por ello, sonaron como premonitorias las palabras con las que Morante de la Puebla cerró su sorprendente declaración: “Quiero agradecer a la Junta su sensibilidad por haber escuchado a los profesionales”. (Como si alguien hubiera prometido a los toreros que, a partir de ahora, los equipos presidenciales serán más generosos en los reconocimientos de las corridas).

Avatar

Author: Antonio Lorca/El País