DESDE PUEBLA… EL MUNDO DE TAURO

Don Jaime Silva Gutiérrez

Es el título del libro que el viernes de la semana pasada se presentó por su autor en la parte alta del Palacio Municipal, ante una muy buena entrada, según me cuentan, pues por temor a las alturas, no pude asistir, a pesar de la oportuna invitación del buen amigo Agustín Vega Silva. (Todo parecido en el apellido es pura coincidencia).

El que fuera hijo de un gran torero, As del segundo tercio, matador de novillos toros, destacado periodista, lo recordamos en el diario “Ovaciones” y pareja con Guillermo Salas en programas de televisión, don Ricardo Torres, es el autor de esta obra que viene a enriquecer las colecciones de bibliófilos taurinos del país, que nos dicen es muy interesante y magníficamente documentado.

Muy pronto lo tendremos en las manos disfrutando de su lectura. Qué bueno que se sigan publicando libros sobre nuestra fiesta favorita, que, aunque ha sido siempre inspiradora de todas las bellas artes, cada vez lo es menos, pues ya hace tiempo que no se escucha nueva música en honor de toreros ni hay películas de tema taurino.

Ocasionalmente algún poema, los últimos que leí se debieron al fallecimiento de “El Pana”; de teatro y danza, nada; sólo pintores, escultores y escritores, “se siguen echando al agua”, por eso que bueno que personajes como Ricardo Torres, que bien sabe lo que es el toro, nos deje este libro que espero tenga gran difusión entre todo el mundo taurino.

Y pasando a otro tema, diremos que nos están llegando de otras entidades, opiniones muy favorables del opúsculo “Agustín Vega Tejeda, Vida y Pasión”, por lo bien querido fue ese popular

personaje en toda la región taurina de su tiempo: Puebla, Tlaxcala, Veracruz, también de aquellos que vistieron de luces a quienes en alguna forma “les dio toros”. ¡Enhorabuena al autor!

A principio de mes el buen amigo Agustín Vega, nos recordaba que años atrás durante octubre había un par de toreros fallecidos a quienes recordar. Se trataba de dos muy especiales: Antonio Velázquez y José Rodríguez, “Joselillo”. El matador falleció trágicamente el 18 de octubre de 1969; el novillero el 14 de 1947. Pero además entre matadores, novilleros y taurinos, locales y nacionales, “partieron plaza” hacia el más allá:

“Curro” Ortega y José Silva el día primero; Alfredo Leal y Francisco Guevara el 2; don Joaquín Hernández Cabrera y Andrés Blando, el 3; Mariano Ramos, el 5; Jaime Manrique el 7; Carlos García Robles y Gilberto Abasolo el once; Pedro Villalpando, el 14; doña Josefina Ortega Vda. de Huerta y Felipe Palacios el 15; Gabriel Franzoni y Dionisio Marín “Jardinero”, el 16; Carmelo Pérez el 18, don Jesús Veana Guevara el 19.

Don Emilio Barrón “Lucero” y Roberto Lozano “Pepe de Marco”, el 23; Pedro Rojas “Redondo” el 25; Carmelita Zamora de Sánchez el 28; Carlos Barrón el 30 y Alberto Mata el 31. Si usted amigo lector acostumbra a poner ofrendas, no se olvide de estos personajes del medio taurino, o también si habitúa elevar oraciones.

Pero, por favor, tenga cuidado, no vaya a suceder lo que a una joven “aficionada” (¿?), que hace varios años en las ofrendas en exhibición en la Casa de la Cultura, puso ofrenda probablemente a sus ídolos… pero las fotografías eran solo de toreros vivos.

Y… ¡Suerte!

Avatar

Author: Jaime Silva Gutiérrez