“LA CHONA”… “MISIÓN IMPOSIBLE” NO ESTÁ EN EL VOCABULARIO DE HUMBERTO GUTIÉRREZ

 La unión hace la fuerza, Humberto de chaleco gris, con la indispensable ayuda de los creyentes regionales

“POR PATRIA NOS DISTE ESTE LINDO SUELO Y LO BENDIJISTE PORQUE ERA TU ANHELO TENER UN SANTUARIO CERQUITA DEL CIELO”…

SOLO RECUERDO que al subir al autobús el reloj marcaba la una de la mañana, hora de partir al entonces Distrito Federal, obviamente los viajeros íbamos exprofeso a presenciar la corrida de ese día ya domingo en la plaza México, la costumbre de esos desplazamientos es idénticos cada año, máxime era a finales del onceavo mes. Al llegar a la capital nacional la obligada parada es la Basílica donde se rinde culto a la Virgen de Guadalupe, saliendo de saludar, orar y dar gracias a la Santísima mujer de piel morena, el siguiente alto era por los entornos del coso más grande del mundo, ahí bajábamos y ahí nos veríamos al término del festejo para retornar a casa.

Ya con ganas de trotar

SI NO estoy equivocado a esa clase de viajes se les llama chárter, todos los pasajeros perseguíamos el mismo fin, ver, ya lo decía, la corrida que comenzaría horas más tarde, por lo mismo mientras la hora llegaba solo faltaba el desayuno y asistir al sorteo donde por lo general se encuentra a viejos amigos. Fue en ese espacio donde saludé a Humberto Gutiérrez, a su señora esposa doña Ma del San Juan, y a sus hijos Alejandra Guadalupe, María del Rocío y al junior del mismo nombre, quienes ante mi sorpresa y extrañamiento me cuestionaba la falta de cortesía al subir al ómnibus en Aguascalientes. Le contesté con la verdad, que el sueño ya me vencía, y que jamás olvidaré a la parentela de un educado, bonachón y afable hombre cómo lo fue su tío “Toño” quien les heredó esos sentimientos y trato, personalidad avalada por todos los habitantes de esa tierra tan cercana de Aguascalientes como es Encarnación de Díaz, Jalisco, más conocida como “La Chona”. Tanto así lo fue que de inmediato, pero ya sentados saboreando un rico café de olla, nos volvía a participar que la Carrera Guadalupana, fundada por él, se inició en el lejano año de 1976 y que cada año crece afortunadamente.

Los espera

Y SI, la labor que nosotros llamamos como “Misión Imposible” es gracias a la idea de Humberto, su trayecto se repite cada año el día 12 de diciembre derrumbando lo de “imposible”, el itinerario es el siguiente:

SALIDA EN punto de las 6 de la mañana frente de la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, de ahí partimos a la ciudad de San Juan de los Lagos donde les bendicen la antorcha dos horas más tarde en el Templo de San Juan Bautista espacio donde también se venera nuestra Virgen del Tepeyac. Y comienza el correr…

¡¡¡Virgencita, ayuda llevando de Tú mano a nuestra juventud!!!

SE INICIAN los relevos por las principales calles del municipio de San Juan, para tomar la carretera San Juan de los Lagos/Lagos de Moreno/entronque a San Juan vía Encarnación de Diaz… Quien trota lo hace uno, dos o hasta tres kilómetros, con tenis, con zapatos e inclusive descalzos, apoyados en bastones, en muletas y hasta en sillas de ruedas, hombres y mujeres, niños, jóvenes, adultos y hasta abuelitos, van con el resguardo desde el avance primario y al final, de la caravana, diferentes corporaciones policiacas, municipales, estatales y federales los apuntalan, la antorcha en alto, adelante el palpitante participante en turno avanza y con total seguridad solo ve la silueta de la Santa Mujer.      

En el recorrido irán muy bien cuidados

A ESO de las 11 de la mañana al templo de Guadalupe en la comunidad de Estación San  Juan, ya municipio de Encarnación de Díaz, los lugareños los reciben emocionados con danzas y cohetes, emotivas porras que erizan la piel,  para después de cantar el himno ranchero a la Virgencita -“POR PATRIA NOS DISTE ESTE LINDO SUELO Y LO BENDIJISTE PORQUE ERA TU ANHELO TENER UN SANTUARIO CERQUITA DEL CIELO”- parten a “La Chona” llegando aproximadamente a las 12.45 recorriendo las principales calles para que, entre vivas y gritos, comienzan a entrar, en el barrio de San Pablo, a la iglesia que le rinde veneración a la Patrona de los mexicanos donde escuchan una misa solemne oficiada por el padre Juan Antonio Ávila, respaldada por el coro de los maestros de la Capilla de la Ciudad de Aguascalientes con el maestro Susano Escobar Marín.

DESDE LUEGO que en esta pleitesía toman parte nativos de diferentes lugares regionales, los taurinos de Aguascalientes harán acto de presencia. La aceptación a este evento crece cada año, señal inequívoca que México es guadalupano y la organización del mismo es de manera muy correcta.

ESTE PORTAL da la enhorabuena a Humberto, a su hermano Daniel, a sus respectivas familias, y a los empleados de la Funeraria Gutiérrez por tan loable labor. A todos ellos un sincero y respetuoso abrazo, asegurándoles que aquellas largas platicas taurinas con don Toño siguen presentes en mi mente.

ESPERAMOS TENER de nuevo la oportunidad de volver a viajar en su compañía… Nos Vemos.   

Pedro Julio Jiménez Villaseñor

Author: Pedro Julio Jiménez Villaseñor

Correo Electrónico: pedrojuliojmzv@hotmail.com