CUATRO OREJAS Y CUATRO FAENAS DE TOREROS MEXICANOS EN LA 12ª DE LA MÉXICO

Una corrida por demás interesante, además de haberse lidiado un encierro que dio buen juego de la ganadería de Pozo Hondo, que, de seis ejemplares, todos muy bien presentados, cuatro fueron de gran estilo y recorrido, para dejar que triunfaran los tres matadores mexicanos anunciados, cortando el matador más experimentado tres Orejas, Uriel Moreno “El Zapata” que además salió en hombros por la Puerta Grande del Encierro. Una Oreja el estilista y personalísimo torero Jerónimo, que se encontró con un gran toro, al que le ha sacado un par de series al natural, que hacía tiempo no se veían por el temple, largueza y arte que le imprimió el gran torero capitalino. Y aunque no cortó apéndice alguno por fallas con la espada, la faena del joven matador Antonio Mendoza a su primer toro, ha sido de las faenas con mayor entrega, clase y series de pases por ambas manos, que calaron fuerte al público y de paso, el joven capitalino Mendoza, abre con ello, muchas posibilidades de que pronto este en un sitio de primer orden entre la torería, dado a su buen quehacer taurino, tanto de capa como de muleta, sobresaliendo el valor a toda prueba y la gran afición que desborda este joven matador, solo la espada le privo de cortar algún o algunos trofeos que se había ganado con su faena y entrega, quedando en vuelta al ruedo con mucha fuerza, como hace tiempo no se veía que el público aplaudiera una faena digna de habérsele premiado, pero ahí quedo eso que realizo Antonio Mendoza, como ejemplo de lo que se puede esperar en su futuro.

Triunfador

La corrida en verdad que gusto mucho al público asistente, no muchos por cierto, pues aún se resisten a entrar a la plaza, sobre todo, los dueños de los derechos de apartado, dejando que sea otro público el que este asistiendo, algunos todavía sin el conocimiento del toreo actual y también quienes asistiendo últimamente, no han captado la verdadera lidia de los toros y les pasa desapercibido tanto lances como pases, que antaño hubieran levantado de sus asientos a los buenos aficionados, el ejemplo estuvo muy claro, cuando Uriel Moreno “El Zapata” con esa experiencia que ya lleva a cumulado en su caminar por los ruedos en más de 20 años como matador de toros, se dio a lidiar, entender y tenerle la calma a su primer toro, al que le ha exprimido hasta el último pase, gracias a su paciencia y a ver las cualidades que tuvo este toro, que teniendo clase y algo de recorrido, con lentitud e inteligencia le bordo el toreo por bajo, dejándole su muleta en la cara y encelándole, hasta someterle y despacharle de estocada tendida, suficiente para cortar la primer Oreja. Obviamente el tercio de banderillas fue de gran lucimiento en su preparación y colocación que le valieron las primeras dianas de la banda de música.

Las banderillas portentosas de El Zapata
El mando de su muleta con pases de dimensión
La gran estocada de El Zapata saliendo por encima del Toro

Y a su segundo toro, bien toreándole con lances cambiados por la espalda, otros rematados y variados y quite de lances a su estilo, incorporando caleserinas y lances de su invención, rematados con la media y revolera, pero vino otra parte grande de su actuación, el tercio de banderillas llevando los tres pares de banderillas en las manos y en un corto terreno, las ha colocado, primero el par monumental de su invención, vino el segundo al violín y el tercero al cuarteo, todo en un terreno de muy corta dimensión, para llevarse la ovación más grande de la tarde y dar vuelta al ruedo entre gritos de ¡torero, torero! Vendría la faena de muleta, donde además de los consabidos pases por el lado derecho y los naturales, intercalo pases de costado, de vuelta entera y molinetes, por alto sus remates y continuidad en su toreo variado y entonces, vino la estocada, entregándose y saliendo por el lomo del toro en voltereta espectacular, donde el matador salió por encima del toro y el toro rodando por el efecto de la estocada que puede considerarse ya, como la estocada de la Temporada. Dos Orejas por petición del público y al final la consagración y obvio ganando alguna otra tarde en carteles de la segunda parte de la Temporada Grande. A hombros hasta las calles que circundan la Plaza México.

El arte manejando su capote de Jerónimo

Lo de Jerónimo se puede resumir en haberle visto una buena actuación tanto con el capote a la verónica, como en series de pases a su primer toro, donde dejo ver la clase que posee el torero capitalino arraigado en Puebla y que a sus ya también casi 20 años de matador, se deja ver con inspiración para bordar el toreo, pero lo más sobresaliente en esta ocasión, fueron dos tandas de seis y siete naturales, que levantaron a los asistentes de sus asientos, para corear con fuerza esa serie de pases en verdad que no se habían visto con este temple y largueza que nos dio la oportunidad de verle, gracias a la clase y recorrido que tuvo el toro de Pozo Hondo, que merecía solo por esos pases, haberle premiado con arrastre lento, pero desde el palco no vieron las cualidades del toro y, las del torero tras de estocada a vuela pies, le valió el corte de una Oreja.

De valor ni se diga, Antonio Mendoza lo demostro en su primer toro

Ya con su segundo toro no fue igual, porque el toro falló y tuvo poco recorrido, le faltó casta, pero lo mejor de Jerónimo ya se le había visto y se le despidió con aplausos a la salida. Confirmado, en Jerónimo sigue la expresión del toreo a la mexicana con sentimiento y clase.

Y del otro joven capitalino arraigado ahora en Morelia, Antonio Mendoza, ya dijimos que su faena a un buen toro de Pozo Hondo, ha sido de las faenas con mayor entrega y valor, aguantando las paradas del toro que tuvo que entregarse ante la decisión del torero que puso el ejemplo de lo que había que hacerle al toro, dado que tuvo resistencia en entregarse, pero pudo más la voluntad y el valor de Mendoza, para someterle y así crear una faena de mucho calado que bien rematada con la espada le hubiera dado el triunfo que se premia cortando orejas, no fue así, pero el reconocimiento del público al pedirle que diera la vuelta al ruedo, quedo muy claro que confía en este joven matador, al que le espera un sitio especial en la torería, dándole más y más toros. Ojo empresarios, ahí tienen a un Matador joven que hay que aprovecharlo.

Una vuelta al ruedo por su entrega, valor y afición de Mendoza

Destaco el subalterno Christian Sánchez en su enésima salida al tercio por dos buenos pares de banderillas que ya nos tiene acostumbrados a colocarlos con esas facultades que tiene Christian.

Avatar

Author: Alfredo Florez. Director de toriles.com