DE TORO UN POCO

NI MODO… Abstinencia taurómaca, hurgancia obligatoria.

JESÚS JANEIRO Bazán, “Jesulín de Ubrique”, encabezó el escalafón taurino español, obvio que también mundial, al lidiar 160 corridas formales, de ellas se llevó a casa 278 orejas ese año de 1995, y los dos siguientes, fue el diestro español que más tardes sumó. Incluidas dos corridas en solitario y con la advertencia de que eran “solo para mujeres”. Además, cuenta ya con discos grabados, les dejo a continuación la liga para que lo escuchen cantar…  https://www.youtube.com/watch?v=vpolmSs8LZc.

“Jesulín” cantante. 
Muestrario de elegante corseteria en honor del espada de Ubrique. 

EN ESE año de 1995 el escalafón quedó así… Aclaro que el primer dígito se refiere a las actuaciones logradas, el segundo son los apéndices cortados

“Litri hijo corto tiempo en activo.

Miguel Báez “Litri” hijo, 131 corridas, cortó 204 orejas.

Manuel Díaz “El Cordobés”, 126… 362

Enrique Ponce, 118… 171

Rivera Ordoñez, 90… 106

“Finito de Córdoba”, 83… 81

José Miguel Arroyo “Joselito”, 74… 70

Vicente Barrera, 70… 92

César Rincón, 66… 59

Ortega Cano, 61… 53.

LOS NOVILLEROS

“El Poli”… Se quedó a medio camino. 

Antonio García, “El Poli”, 60… 94

José Tomás, 50… 64

Luis Miguel Encabo, 44… 64

“Morante de la Puebla”, 42… 115

Carlos Pacheco, 39… 57

Manuel Cano “El Pireo”, 37… 39

Francisco Porcel, 34… 53

Canales Rivera, 32… 61

Víctor Manuel, 32… 33

“Curro” Díaz, 30… 34

Cristina Sánchez, 29… 58.

COMO PODEMOS ver, es harto interesante sacar conclusiones respecto a saber que pasó a través de los años, quien llegó y quien se quedó a mitad del camino. Y nos vamos hasta Miura.

“Islera”, la manos culpable y sin embargo fue sacrificada.

“ISLERA”, LA vaca madre del toro que dio muerte a Manuel Rodríguez “Manolete”, fue marcada a fuego con el 226. Después de la tragedia de Linares, el 28 de agosto de 1947, hubieron de pasar dos años para que su propietario, don Eduardo Miura, la apuntillara, decía lo hacía para… “La maté para que no pariera más hijos asesinos”. Pero “Islera” tenía un cómplice del que nunca se habla, el semental que la preñó y este fue “Formalito” al que se le respetó la existencia muriendo de viejo. Por cierto, muy a principio del siglo pasado existió un joven que se anunciaba así, “Formalito”, Pedro Pavesio, pero nada que ver son el semental referido. Y hablando de esa dehesa…   

“Islero”, miureño que acabó pagando “los platos rotos”.
Herederos de Miura.

ANTONIO MIURA explicó que su antepasado Juan, sombrerero de profesión, «formó la ganadería en 1842 con 200 vacas de Gil Herrera y 168 de José Luis Alvareda, ambas de procedencia Gallardo. El 1849 debutó en Madrid y al año siguiente añadió más vacas de Cabrera y dos sementales de Vistahermosa en 1860. Lagartijo nos regaló un semental de casta Navarra y en 1917 se cerró todo con otros dos reproductores: “Banderillero” de la marquesa de Tamarón (Parladé) y otro del Conde de la Corte. Es decir, que desde hace casi cien años nuestra divisa camina sola». También se le preguntó cómo evitan la consanguinidad, a lo que respondió Miura que abriendo mucho las familias y no manteniendo sementales durante demasiado tiempo: «Desde 1941 tenemos unas 250 reproductoras en la ganadería, lo que nos da un número de ocho a diez corridas por año. Nos mantenemos ahí porque para lograr esta cifra contamos con una población de unas 650 cabezas. Y este año vamos a cumplir 75 años seguidos lidiando en Sevilla y 35 en Pamplona».

TODO LO que acaban de leer es consecuencia del positivo, pero desesperante encierro por el que pasamos los humanos, el mismo que nos obliga a refugiarnos en la lectura de viejas revistas, recortes de amarillentos periódicos, datos que teníamos -precisamente- para sucesos como el que vivimos, mismo que nos sirve para conocer, y/o recordar a nuestros ancestros. Y…

DICEN, Y así lo creo, que el buen humor es muy positivo en estos enfermizos momentos por los que estamos pasando. Por tal motivo, y por vez primera, incluiré algo que posiblemente nos haga reír.

Entra una persona a un velatorio y le dice a la viuda:

– Lo siento.

A lo que ella le contesta muy seriamente

– No, déjalo así, dentro del ataúd esta mejor.

Y PARA terminar…

LAS DISTRACCIONES DE PAQUIRO

Don Mariano Pardo de Figueroa, más conocido por el seudónimo «El Doctor “Thebussem”» (1828-1918), premiado con la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso XII (1904), refirió en un artículo publicado en «La Lidia» antigua, que en el año 1830 trabó amistad con Francisco Montes, «Paquiro»; un día recibió de éste, como correspondencia a cierto favor, un antiguo ejemplar del «Quijote»; en muchas de sus páginas había números escritos, cuyas cantidades iban creciendo a medida que avanzaba la obra, y curioso don Mariano le preguntó:

Mariano Pardo de Figueroa, «El Doctor “Thebussem”».

— ¿Quiere decirme qué significan estos números?

A lo que contestó el célebre torero:

— Para distraerme, una vez que estuve enfermo, tuve el capricho de ir contando las veces que los nombres de Don Quijote y Sancho aparecen en el libro, y lo curioso es que tanto el famoso protagonista como su escudero figuran, salvo error, 2.168 veces en sus páginas… Sigamos su ejemplo, a distraernos de cualquiera manera para olvidarnos un poco de la situación actual… Nos Vemos.

Author: Pedro Julio Jiménez Villaseñor

Correo Electrónico: pedrojuliojmzv@hotmail.com