AGUASCALIENTES, JUAN S. GARRIDO, ARIAS BERNAL, MANUEL M. PONCE Y ALFONSO ESPARZA OTEO.

Aguascalientes es el centro del país, tiene muchos atractivos, pero se da el lujo de tener la mejor feria de México.  Algo de la musical historia de mi tierra.

Juan S. Garrido, compositor de “Pelea de Gallos”, himno de Aguascalientes.

En una reunión despreocupada, compartía Juan S. Garrido, (Valparaíso. Chile 1902-1994) con ciertas amistades, se encontraba entre los invitados Antonio Arias Bernal, un destacado caricaturista de Aguascalientes

-Juanito veo que estás maravillado con la fiesta. Debo decirte que todavía no ves, lo que es una gran feria mexicana, te invito a que vayamos a mi tierra para que conozcas lo que es la Feria de San Marcos. Juan quedó comprometido y fue a la feria, acompañando a Antonio que llevaba personalidades; patrocinado por el gobierno del estado y el de la República. El viaje se hacía por tren y eran recibidos por la crema y nata de la sociedad: autoridades civiles, militares, la reina de la feria y la banda municipal.

La agenda, apretada, actos culturales, juegos florales, conciertos musicales, obras de teatro, y muchos actos de corte popular: la comida se efectuaba en la Huerta Gámez, grandes mesas de manteles blancos, cazuelas con todo tipo de comida, vinos de Aguascalientes en abundancia, alegrado con música, las corridas de toros, las peleas de gallos en el palenque.

Gallos “musas”.

Una vez concluido el festejo. Antonio Arias Bernal le dice a Juan:

-Bueno Juanito, ya conociste la feria de mi tierra. Ahora dime qué te pareció.

-Tenías razón Toñito, no conocía lo que era una gran feria, me pareció maravillosa. En Aguascalientes son únicos.

-Bueno Juanito con esto que dices quedas comprometido. En correspondencia a mi tierra le vas a componer una canción.

Otro hidrocalido, don Antonio Arias Bernal, respetado y reconocido caricaturista. 

– ¡Claro que sí Toñito! Me comprometo a componerle una canción a tu tierra”.

Al pasar cierto tiempo, Antonio se comunica con Juan S. Garrido

-Ah, sí, Toñito ya estamos en eso.

Más adelante Juan S. Garrido refiere que todavía no empezaba. pero de esa fecha en adelante, se hizo más frecuente la pregunta:

-¿Juanito cómo va lo de la canción a mi tierra?” Juan le contestaba:

-Mira Toñito cuando la tenga, te digo para reunirnos y presentársela”.

Un día maestro Garrido llama: “Toñito ya tengo la canción”. Lo cita a su departamento donde tenía su piano.

-¡Ah, qué bueno, que bien! -Oye Juanito ¿puedo llevar a unos amigos, paisanos míos? A lo cual el maestro Juan le dice:

-Claro que sí, tus amigos son bienvenidos.

Como buen anfitrión ya estaba preparado con vinos y bocadillos, a la hora señalada tocan la puerta. el maestro Garrido abre.

-Juanito aquí estamos. Ellos son mis paisanos. Garrido se quedó petrificado. Tenía enfrente a dos gigantes de la música. Se trataba de don Manuel M. Ponce (*) y don Alfonso Esparza Oteo.

Maestro Manuel M. Ponce.

Garrido no sabía qué hacer, a lo cual Toño comprende la situación y empieza a servir las bebidas y a ofrecer los bocadillos.

Juan S. Garrido seguía atónito, pasado cierto tiempo se integra a la charla, Manuel M. Ponce comenta.

-A ver Juanito, Toño nos dice que compusiste, una canción para nuestra tierra, a eso hemos venido. a escucharla.

Juan S Garrido con voz entrecortada le responde:

-Maestro mi trabajo es muy humilde, es rústico.

-Anda, anda, Juanito, queremos escucharla”. Replicó el maestro Ponce.

Alfonso Esparza Oteo, aguascalentense de nacimiento.

Juan S. Garrido nervioso por tener sinodales se sienta al piano, ejecuta la mencionada melodía acompañándola con su voz entrecortada. Terminada la ejecución Manuel M. Ponce, Alfonso Esparza oteo y Antonio Arias Bernal abrazan al compositor, lo felicitan y le agradecen ese regalo musical para Aguascalientes. Alfonso Esparza Oteo dice: –

Mira Juanito me voy a permitir darle una pulidita a tu trabajo. Tomando las partituras que habían quedado en el piano.

-Maestro para mí es un honor. Están en sus manos.

Añade Esparza Oteo:

-Aprovechando que soy el director artístico de la disquera Peerless, voy a mandar grabarla.

El maestro Manuel M. Ponce

-Mira Juanito nada más hay una cosa que no me gusta de la canción que le compusiste a mi tierra.

Garrido tímidamente y con voz baja le dice:

-Maestro qué fue lo que no le gustó de la canción. Contesta Manuel M. Ponce:

-Lo que no me gustó de la canción es que no lo escribí yo”.

(*) Manuel M. Ponce era zacatecano de nacimiento, pero vecino en Aguascalientes por muchos años.  

Rubén García García/Senderos.

El matador Carlos Vera “Cañitas” a la izquierda, antes de su boda en Madrid.

AGREGAMOS… Don Juan es también el autor de uno de los pasodobles más toreros, este compuesto a un valientísimo Carlos Vera “Cañitas”, con letra al calce. Adjuntamos, como simple curiosidad, extenso de su pluma musical, su imaginación hasta con 10 Perritos y “un pequeño amor” que fue un éxito por mitad del siglo pasado. Espero estos escritos sean de su agrado.  

“Cañitas en Madrid.

“CAÑITAS”… Autor Juan S. Garrido.

¡Que lindos ojos en la barrera!

¡cuántos claveles, cuánto mantón!

En los tendidos y en las lumbreras

Y en toda sombra y también en sol.

Dicen que hay toros bravos de veras,

Dicen que hay arte y que hay valor

Y al dar las cuatro de la tarde ya no hay esperas,

Se escucha el grito de la afición.

Cañitas, eres torero

porque en tu capa

brilla el arte verdadero.

Cañitas, tú con un quite

consagras tu figura

y que la gente grite;

torero de maravilla

que te juegas la vida

en un par de banderillas.

Cañitas, eres tú, de postín, matador

eres el rey del valor

de la fiesta de seda,

de sangre y de sol… ¡Olé!

Pero como dato curioso, don Juan también es autor de…

LOS DIEZ PERRITOS

Yo tenía diez perritos

y uno se murió en la nieve,

ya nomás me quedan nueve,

nueve, nueve, nueve, nueve,

De los nueve que tenía

uno se comió un bizcocho,

ya nomás me quedan ocho,

ocho, ocho, ocho, ocho.

AMOR CHIQUITO

Amor chiquito, acabado de nacer,

tú eres mi encanto, eres todo mi querer.

Ven a mis brazos, ámame con ilusión,

porque te quiero y te doy mi corazón.

Yo sólo vivo por ti, sufro por ti,

muero por ti, espero me hagas feliz

como yo a ti, porque te quiero

y te doy todo mi amor.

… Nos Vemos.

Author: Pedro Julio Jiménez Villaseñor

Correo Electrónico: pedrojuliojmzv@hotmail.com