26 septiembre, 2021

NOTAS

HOY HACE 66 AÑOS
Nace el personalísimo coletudo Rafael Gil “Rafaelillo”

Efectivamente, el 16 de septiembre de 1955 en la ciudad fronteriza de Tijuana ve los primeros rayos del más grande astro conocido, Rafael Gil quien con el mote de “Rafaelillo” ganó lauros en muchos anillos de este planeta.

Rafael “corrió la legua”, se internó “a escondidas” en muchas dehesas en donde recibió cuartazos de los vaqueros, y de este modo romántico, así como su vida torera, arribó a la rambla espinosa e ingrata que propone inflexiblemente la madre tauromaquia a quienes pretenden llegar a su cima.

HOY HACE 55 AÑOS
“El Callao” le corta el rabo a “Tonino”

El 9 de septiembre de 1956 sobre el arenoso escenario de la gigantesca plaza de la “Ciudad de los Deportes”, el tlaxcalteca Fernando de los Reyes “El Callao” se enfrenta a “Tonino”, bicorne quemado con la ganadera figura de Soltepec y peligroso en grado sumo; pero el arcano Fernando, siendo un arlequín de fino, profundo y artístico corte le plantó cara, lo domeñó, lo toreó y lo estoqueó hasta para hacerse acreedor al rabo del duro adversario.

Esa tarde igualmente debutaba, por su parte, la dehesa acotada que fue fundada por don Reyes Huerta, hombre que le conservó la casta al toro, aunque le disminuyó los pitones.

RAMON VALENCIA: “EL AUMENTO DE AFORO NOS COMPLICA MUCHO LAS COSAS”

El empresario de la Plaza de Toros de Sevilla, Ramón Valencia, ha mantenido un encuentro con la prensa hispalense en la sede de la Cámara de Comercio para informar sobre la próxima Feria de San Miguel. Como ya se sabe, Sanidad ha permitido una ampliación del aforo para todos los festejos previstos, pasando del anterior cincuenta por ciento al sesenta por ciento en el nivel 2 de alerta sanitaria.

¿LA FIESTA EN PAZ?
Entre las escuelas y la realidad, el abismo de un sistema taurino viciado // Tlaxcala, diez años de congruencia institucional hacia el toreo

Aunque gracias a Dios no se sabe de ningún comunista infiltrado, en el estalinismo que caracteriza al negocio taurino, donde a los barones del dinero y a las élites no se les toca ni con el pétalo de un adjetivo, a pesar de su voluntarismo ineficaz para ver que la fiesta de los toros es bastante más que pasatiempo de potentados y ofensiva relación de explotadores y explotables, los periodistas orgánicos, comprometidos con la visión e intereses de esas élites, acusan una pobre actitud crítica o plegada al gusto de los todopoderosos que dicen mantener y promover la tradición taurina de México, aunque ni la entiendan ni la valoren.

LA SOLUCION DEL TOREO ESTA EN LA EMOCION EN EL RUEDO

No sé si el toreo tiene en peligro su existencia. No soy capaz de percatarme sobre la existencia real de las amenazas que ponen en cuarentena el futuro de la Fiesta. De lo que estoy seguro es de que el soporte sobre el que debe cimentarse su supervivencia es la propia tauromaquia. No hay que inventar nada. El toreo es grandioso por sí mismo, contiene todos los ingredientes necesarios para levantar pasiones entre quienes han podido acercarse a su misterio y están dotados de ese punto de sensibilidad preciso para comprender el maravilloso encuentro entre un toro y un torero.
La fiesta depende de sí mismo. Y el camino actual no es el más favorable para asegurar el porvenir. El único camino del toreo es que cada corrida sea un acontecimiento emocionante. El espectador de un festejo tiene que sentirse conmovido por lo que sucede en el ruedo. Y la rutina es enemiga de la emoción. El toreo de hoy en día es muy rutinario.

¿LA FIESTA EN PAZ?
¿A alguien le importa la reanudación de las corridas de toros en México?

No hay tradición que se nutra de mentiras y menos de indiferencia. Todo indica que tanto a los públicos ocasionales (minoría) como a los asiduos (otra minoría) les importa un rábano si a México regresan las corridas de toros o Ponce, Hermoso, Morante o Ferrera (el diestro consentido reciente del monopolio Bailleres), o si alguna imaginativa y minúscula empresa tiene a bien anunciar carteles en donde a la media docena de nacionales que medio figuran se añaden los nombres de otra media docena de los “descubiertos” en ese cachondeo denominado México busca un torero, promovido por la empresa de la Plaza Muerta antes México, como presagiara hace años el cronista Lumbrera Chico.

RESEÑA DEL CUARTO FESTIVAL TAURINO
125 Aniversario de la Plaza de Toros San Marcos

En punto de las 5:00 P.M. se llevó al cabo el tercer festival del certamen “México Busca un Torero” y que forma parte de los festejos por el aniversario 125 de la Plaza de Toros San Marcos, festejo que originalmente debió ser el cuarto de acuerdo a su original programación pero que debido a las condiciones climáticas del pasado mes de julio, debió de ser reagendado para este 22 de agosto.

HOY HACE 48 AÑOS
“Cantarito” retorna a los corrales de la plaza de la “Ciudad de los Deportes”

Era el 19 de agosto de 1973 y en el anillo de la vieja plaza de la “Ciudad de los Deportes” se celebraba una novillada de aquella campaña. Se jugaban utreros quemados con la figura ganadera de Campo Alegre; y tocó el turno a “Cantarito” salir al escenario. Sobre la arena del gigantesco coso, hoy tan venido a menos como en general está la fiesta en el planeta, el novillo manifestó un comportamiento sensacional. Bravo y noble fue incontables ocasiones a las telas que le retaban. La responsabilidad de la lidia de aquel ejemplar le correspondió a Carlos Serrano “El Voluntario” quien, a su capacidad, le hizo una faena que terminó en feliz cuadro: retornando el bovino a los corrales tras ser decretado el indulto desde el balcón del juez.

EL TORO POR LOS CUERNOS
Luis Espada, quien fue emblemático presidente de Las Ventas, muere a los 89 años.
Su etapa en el palco, de 1986 a 1997, se convirtió en un movimiento social en defensa de la integridad del toro

Luis Espada (Sevilla, 1932) el presidente más emblemático de la plaza de toros de Las Ventas en el siglo XX, ha fallecido este jueves a los 89 años en la clínica madrileña de Beata María Ana, según han confirmado fuentes de la familia. Estaba hospitalizado a causa de la covid, aunque arrastraba desde hace tiempo varias patologías que le obligaron a pasar por el quirófano hace menos de un mes.

EL TORO POR LOS CUERNOS
Los toros y las redes sociales, entre los mandarines de la moral y el fin de la fiesta.
Twitter cerró la cuenta de un aficionado por fomentar ‘el placer sádico’ con unas imágenes de Morante

A nadie se le oculta, incluso entre los propios taurinos, que a la fiesta de los toros —tal como hoy se la conoce— le quedan dos telediarios. Aficionados muy serios, con un gran sentido común en sus cabezas, reconocen con profundo dolor, en público y en privado, algunos lo han hecho en este periódico, que sus nietos no gozarán como ellos de la emoción que puede surgir en la lucha entre un toro y un torero.

¿LA FIESTA EN PAZ?
Pintor que no incursiona en el tema de los toros se pierde de una valiosa experiencia plástica: Juan Manuel de la Rosa

Mientras en Villaseca de la Sagra, Toledo, poblado con 2 mil 500 habitantes, se anuncia a cuatro destacados novilleros mexicanos, Diego San Román, Arturo Gilio, Isaac Fonseca y Miguel Aguilar, por acá el monopolio sigue campante buscando toreros que buen cuidado tiene de no incluir en sus aislados festejos.

HOY HACE 87 AÑOS
“El Joselito Mexicano” estruja al mundo taurino desde Barcelona

Si, generó un terremoto de alcances incalculables. Fue el 29 de julio de 1934 en el coso de Barcelona, España. El cartel anunciaba una tercia de alturas descomunales: Seis toros de Vicente Martínez para Juan Belmonte “El Pasmo de Triana”, Marcial Lalanda y el mexicano Fermín Espinosa “Armillita”.

El genial primer espada, como premio a una faena ante un burel manso en cuyo cuerpo se ciñó sin pudor, dio la vuelta a la circunferencia; por su lado, el envidioso y topillero Marcial quizás creyó haber ganado la partida al azteca, pues le otorgaron las orejas, el rabo y una pata –la primera en concederse en el coso barcelonés dentro de su historia- de uno de sus oponentes. No obstante, saldría en su turno “Armillita” para enfrentar a “Clavelito”; entonces, el pudiente coletudo americano desdobló todo su talento y forjó al adversario un trasteo completísimo con capa, banderillas, muleta y espada. Aquel hacer desmesurado de torería, suficiencia y perfección técnica generó en la clientela un delirio no visto antes. A las manos del diestro fueron a parar las orejas, el rabo, las cuatro patas y las criadillas del animal.